Cuatro años sin 'El Sabio de Hortaleza'

Hoy se cumplen cuatro años del fallecimiento de una figura fundamental para el fútbol español y leyenda del Atlético de Madrid: Luis Aragonés. UEFA.com aprovecha la ocasión para rendirle homenaje.

Luis Aragonés, en la UEFA EURO 2008
Luis Aragonés, en la UEFA EURO 2008 ©Getty Images

Hoy se cumplen cuatro años del fallecimiento de una figura fundamental para el fútbol español y leyenda del Atlético de Madrid: Luis Aragonés.

UEFA.com aprovecha la ocasión para rendirle homenaje centrándonos en la conquista de la UEFA EURO 2008. Recuperamos a continuación una entrevista publicada en julio de 2012.

UEFA.com: ¿Cómo fue la UEFA EURO 2008 para España antes de la final?

Luis Aragonés: Habíamos hecho un equipo ganador, un equipo al que la derrota no le valía. Para perder tenían que tener muchas cosas en contra, porque los jugadores sabían jugar, eran inteligentes, y psicológicamente muy fuertes. Incluso yo me sorprendía a veces de la fuerza mental del equipo. No importaba si se enfrentaba a jugadores buenos o malos, demostraban una fuerza mental extraordinaria y eso nos ayudó a no tirar nunca la toalla y a seguir peleando durante los partidos enteros para sacar victorias.

Gloria española en 2008
Gloria española en 2008

Nos enfrentamos a Rusia en semifinales y sabíamos que sería un partido difícil. Así que nos centramos en los aspectos técnicos, en la colocación, volvimos a hablar sobre sus jugadores importantes. Sobre todo en el descanso hablamos de que no estábamos dando todo lo que teníamos, porque creíamos que podíamos ganar el partido fácilmente. Luego saltamos al campo y jugamos los mejores 45 minutos del torneo.

UEFA.com: ¿Cómo afrontó la final ante Alemania?

Aragonés: Alemania era una selección muy complicada. Sabíamos las dificultades que íbamos a tener contra Alemania, las que todos tienen ante Alemania en las finales.

Alemania como país tiene una mentalidad muy ganadora. Pueden tener más o menos calidad técnica que su rival, pero saben cómo afrontar y ganar competiciones. Así que con todo eso en la cabeza sabíamos que no sólo teníamos que jugar mejor, sino también ser mentalmente más fuertes que el rival y saber lo que Alemania iba a intentar para ganarnos.

UEFA.com: ¿Cómo se sintió durante la final?

Aragonés: Si has trabajado bien y consideras que has hecho todo lo posible para prepararte para esa final puedes decir: "Bueno, aquí estoy, he hecho el mejor trabajo que podía hacer y ahora depende de los jugadores y depende de las órdenes que les dé".

Aragonés, figura histórica del Atlético de Madrid
Aragonés, figura histórica del Atlético de Madrid©Getty Images

Sabíamos que todo el mundo había trabajado muy duro, los jugadores y yo mismo, por lo que sólo era necesario que todo ese trabajo se viese reflejado en el campo. Realmente no celebro grandes alegrías o tristezas durante un partido. Cuando las cosas se ponen realmente mal, mi cabeza trabaja muy intensamente para tratar de averiguar cómo salir de esa situación. Por el contrario, cuando las cosas van bien, no lo celebramos mucho porque el contrario puede sentirse mal y podemos dejarnos llevar y que todo salga mal.

UEFA.com: ¿Cómo preparó a los jugadores para la final?

Aragonés: Tomé un rumbo diferente a lo que estaban esperando los jugadores. Empecé a contar anécdotas sobre los diferentes futbolistas rivales y que las cosas realmente importantes salen si tienes la calma necesaria. Ya habíamos asimilado nuestra forma de jugar, solo teníamos que volver a hacerlo y actuar como sabemos en el terreno de juego. Sabíamos que teníamos que mantener la pelota y que atacar. Si manteníamos el esférico controlaríamos el partido. Tratamos de quitar el nerviosismo y eliminar la ansiedad del grupo antes de la final. Contamos anécdotas y les confesé algunos de los defectos de los jugadores del equipo contrario en lugar de sus virtudes. Ese fue el camino que seguimos.

UEFA.com: ¿Qué recuerda de la final?

Aragonés: Empezó mal para nosotros. Alemania nos atacó dos veces y causó grandes dificultades. Teníamos bien organizada nuestra defensa, pero nos atacaron más de lo que pensábamos. Habíamos hablado de salir y presionarlos en el centro del campo, cuando cogieran el balón, así podíamos tener la posesión y crear oportunidades para anotar. Pero eso no ocurrió al principio. Alemania salió más convencida de que podía ganar. Luego, después del minuto 30, Alemania se dio cuenta de que ganar contra España sería muy difícil.

Arriba