Primer título europeo para Kazajstán

El Kairat Almaty consiguió para el país kazajo su primer trofeo continental tras ganar la Copa de la UEFA de Fútbol Sala al vencer en la fase final al Barcelona y al Dinamo.

Kairat Almaty players celebrate
©Sportsfile

Ser una nación que por vez primera gana un título UEFA es algo suficientemente notable, pero el modo en que lo ha hecho el Kairat Almaty para conquistar el primer título europeo para Kazajstán fue algo memorable.

Ningún conjunto de Kazajstán jamás disputado una final UEFA en ningún tipo de competición y nivel. Tras haber perdido las cuatro anteriores semifinales de la Copa de la UEFA de Fútbol Sala, el Kairat derrotó en dicha ronda al vigente campeón, el FC Barcelona, por 5-4 en Tiflis, y ya en la final se decido del campeón en 2007, el MFK Dinamo, al derrotarle por 4-3.

Nunca antes Georgia había acogido una final de un torneo UEFA, y el Iberia Star Tbilisi tuvo la suerte de ser el anfitrión por vez primera de la fase final tras 12 intentos. Y es que el Iberia es el único conjunto que ha disputado todas las ediciones de la competición. El Iberia Star afrontó la fase final con un nuevo entrenador y nuevos jugadores que llegaron en las últimas semanas, y quizás ello les perjudicó en semifinales, donde cayeron por 5-2 ante el Dínamo y ante 7.200 aficionados que acudieron al Palacio de los Deportes de Tiflis.

Sin embargo, la segunda semifinal fue un auténtico drama desde que comenzó. Actuando el portero Higuita como un jugador más, con ex jugador del Kairat, Cacau, siendo el entrenador del equipo desde febrero, el equipo de Kazajstán superó tácticamente al Barcelona en un choque donde Fumasa marcó un hat-trick e infringió su primera derrota europea al actual campeón.

Cacu describió la victoria como "histórica" pero más lo fue el alcanzar la final. El Dinamo era el claro favorito de cara la final tras haber perdido hace 12 meses el título contra el Barcelona en Lleida. Pero después de que la final se fuera al descanso con un empate 1-1, el conjunto de Kazajstán situó el 4-1 en el marcador con los goles de Leo Santana, Fumasa e Higuita.

El drama estaba solamente comenzando. Higuita no acertó en un despeje y el balón rebotó en Cirilo, y a tres minutos del final Tatù sitúo el 4-3 en el luminoso. El Dinamo se fue a por todas, y el Kairat tuvo que sufrir hasta los últimos minutos para lograr la victoria después de que los rusos dispararan en dos ocasiones sobre los palos.

"Cuando llegué el equipo estaba bajo de moral. Hable con Betão y Euler. Y con Joan también, y desde mi llegada él ha sido cave en mis tácticas. Joan e Higuita fueron las claves para llegar a la final", añadió Cacau.

Por su parte, Joan, ex jugador del Dínamo y del Iberia Star, añadió: "Espero que podamos crecer con esto y ser con más regularidad finalistas. Estoy muy feliz por haber jugado aquí en Tiflis la fase final, ya que es una ciudad que conozco bien. Tengo muchos amigos aquí y voy a adorar todavía más Tiflis. Aquí he vivido el día más feliz de mi vida".

Arriba