Chelsea e Inglaterra lloran a Roy Bentley

El exdelantero, último superviviente de la selección inglesa que disputó el Mundial de 1950 y campeón de liga con el Chelsea, ha fallecido a los 93 años.

Roy Bentley (izquierda) y el técnico Ted Drake celebran el primer título de liga inglesa del Chelsea en 1955
Roy Bentley (izquierda) y el técnico Ted Drake celebran el primer título de liga inglesa del Chelsea en 1955 ©Getty Images

El exdelantero del Chelsea e Inglaterra Roy Bentley, que capitaneó al equipo londinense hacia su primer trofeo (la liga inglesa de 1955) ha fallecido a los 93 años.

Bentley, un habitual de Stamford Bridge en sus últimos años, fue un versáytil delantero centro que ayudó al Chelsea a la conquista de su primer gran título, disputando con los 'blues' 367 partidos y marcando 150 goles.

Debutó como adolescente en la liga de fútbol con el Bristol City. Las aventuras futbolísticas de Bentley fueron interrumpidas por la Segunda Guerra Mundial, pero tras finalizar fichó por el Newcastle United y luego, en 1948, por el Chelsea. Fue internacional en doce ocasiones, incluyendo la Copa Mundial de la FIFA de 1950, y marcando nueve goles.

De hecho, era el último miembro superviviente de la selección inglesa de 1950 que sufrió una famosa derrota por 1-0 ante Estados Unidos en la fase final de Brasil, un partido en el que Bentley se encontró hasta en tres ocasiones con el poste.

Sus días como jugador alcanzaron su punto álgido con el campeonato de la temporada 1954/55, cuando marcó 21 goles en 41 partidos para el equipo dirigido por Ted Drake. Sigue siendo el quinto máximo goleador en la historia del Chelsea, pero se marchó el verano siguiente al Fulham, destacando como central, y después al Queens Park Rangers.

Bentley dirigió a Reading y a Swansea en la década posterior a la finalización de su carrera como jugador en 1962, y también trabajó en el Reading como secretario del club desde 1977 hasta 1984.

Habitual en Stamford Bridge tras su jubilación, Bentley "siempre encontró a los aficionados del Chelsea como un gran grupo" y recordó cómo en su apogeo "cuando lo estábamos haciendo bien y el estadio estaba lleno con más de 70.000 aficionados, todo aquello era algo más".

Arriba