Un logro fantástico

En su columna en la última edición de la publicación UEFA.direct, el presidente de la UEFA, Michel Platini, hace un repaso a la UEFA EURO 2012, la gran fiesta del fútbol europeo.

David Silva marca para España el primer tanto de la final
David Silva marca para España el primer tanto de la final ©Getty Images

En primer lugar, quiero felicitar a España y a la Federación Española de Fútbol. Ganar el tercer título consecutivo en un gran torneo en Kiev es un hito sin precedentes, lo que convirtió este torneo en Polonia y Ucrania en algo más que un evento histórico.

Felicidades también a Italia, valiente finalista, y muchas gracias a todos los que han contribuido al éxito de esta brillante EURO 2012: los jugadores y los seleccionadores, que jugaron un fútbol ofensivo y demostraron una deportividad ejemplar; los árbitros, que ejercieron su papel con éxito, sin influenciar en el resultado del partido; los espectadores en las gradas y el aficionado en las fan zones, cuya pasión estuvo presente en los estadios y en las calles de las ciudades anfitrionas, creando un ambiente divertido y amistoso.

Felicidades y gracias también, por supuesto, a los anfitriones, Polonia y Ucrania, que hicieron frente a este desafío de enormes proporciones y trabajaron todo lo necesario para que este torneo tuviera éxito, algo que se había considerado casi imposible. Gracias también a todos los que han trabajado entre bambalinas, en particular a los voluntarios, para quienes espero que esta EURO 2012 haya sido una experiencia inolvidable.

El fútbol europeo puede estar orgulloso de la imagen dada en este torneo: excelentes partidos, gran nivel técnico y magníficos estadios repletos de espectadores con el ánimo alto. Los aficionados de la República de Irlanda, en particular, fueron ejemplares, apoyando a su equipo sin descanso, incluso en la derrota.

Gracias indiscutiblemente a los operadores de televisión de alta calidad, a todo el mundo que pudo disfrutar de esta gran celebración del fútbol europeo que una vez más ha puesto de relieve la fuerza del fútbol de selecciones. La EURO 2012 fue la mejor publicidad posible para el fútbol de selecciones y su éxito fue en gran parte gracias al espíritu de apertura que se construyó en el torneo.