Programa de Integridad de la UEFA EURO 2016

Por primera vez, la UEFA ha implementado un amplio programa de integridad para el 15º Campeonato de Europa de la UEFA, la UEFA EURO 2016.

El programa de integridad, que incorporó formación, monitorización y cooperación con las principales partes implicadas, además de con el departamento legal de la UEFA, comenzó en abril cuando todo el contingente de árbitros seleccionados para dirigir los 51 partidos de la EURO recibieron una presentación sobre prevención de amaños en su hotel al norte de París. Los fundamentos del problema les fueron explicados tanto a los árbitros principales como a sus asistentes: cómo reaccionar ante el acercamiento de una persona que quiere amañar partidos, cómo el uso de la "información interna" puede ser perjudicial, y cómo no estaba permitido apostar en partidos de la competición.

Tras esto, cada una de las 24 selecciones participantes recibieron una presentación similar durante los días en los que jugaban amistosos de preparación. En estas sesiones se mostró un breve vídeo elaborado en 18 idiomas para las selecciones. El vídeo y las presentaciones hicieron énfasis en el hecho de que el amaño de partidos es un delito en Francia, y que cualquier actividad sospechosa sería estudiada tanto por la UEFA como por los cuerpos de seguridad locales.

Además de la formación dada a todos los jugadores y a todos los árbitros, los 6.500 voluntarios que trabajaron en la EURO 2016 completaron un programa e-learning que incluyó un módulo sobre el amaño de partidos.

Al igual que en todos los partidos de competiciones UEFA, los patrones de apuestas fueron monitorizados por el Sistema de Detección de Fraude de Apuestas de la UEFA con el objetivo de detectar cualquier irregularidad que pudiese ser un indicativo de manipulación. No se detectaron irregularidades en ninguno de los 51 partidos disputados.

Dado que el amaño de partidos es un delito en Francia, y para asegurarse de que la UEFA estaba completamente preparada para lidiar con cualquier tipo de incidente, se formó un grupo de trabajo que incluyó a las diferentes partes implicadas. La policía francesa y el departamento de justicia, ARJEL (la autoridad francesa de apuestas online), Europol, Sportradar (socio de la UEFA en la monitorización) y la lotería francesa unieron sus fuerzas con la UEFA y se reunieron de forma regular en París durante la EURO para garantizar que todos los procedimientos se llevasen a cabo.