Černý y Tomić están listos para pitar la final de la EURO

Ondřej Černý de la República Checa y Saša Tomić de Croacia serán los árbitros principales el sábado en la final de la de la Eurocopa de Fútbol Sala de la UEFA 2018, y a ninguno de ellos le falta experiencia.

Saša Tomić (izquierda) y Ondřej Černý en el centro de árbitros cerca de Liubliana
Saša Tomić (izquierda) y Ondřej Černý en el centro de árbitros cerca de Liubliana ©Sportsfile

Ondřej Černý, de la República Checa, y Saša Tomić de Croacia serán los árbitros principales de la final de la Eurocopa de Fútbol Sala de la UEFA 2018 entre Portugal y España que se disputa en Liubliana, aunque ninguno es un extraño en este tipo de situaciones.

Tomić, de 42 años, fue árbitro en la final en Antwerp, mientras que Černý, de 38, fue el mesa en la final de 2016 donde España venció a Rusia y se llevó el título en Belgrado. Además, ambos han estado en los dos "derbis ibéricos" de los últimos dos torneos. Y ahora, vuelven a dirigir un gran partido el próximo sábado.

"Bélgica fue mi primera EURO, y era uno de los más jóvenes allí, apenas 34 años, fue algo excelente. Arbitré cinco partidos, y en Serbia, estuve en la semifinal entre Rusia y Serbia. Había como 11.000 personas, un récord para mí. Me siento muy presionado con los aficionados, por lo que prefiero ser árbitro", comentó Černý.

Tomić añadió: "Bélgica fue también mi primera EURO, para mí ya era suficiente con haber llegado hasta ahí. Pero hice un buen torneo, dos partidos en la fase de grupos, y la semifinal entre Rusia y España, un partido de gran nivel, y después pite la final. En Serbia, arbitré dos partidos de fase de grupos y una semifinal".

Černý habló sobre su llegada a este nivel. "He sido árbitro de fútbol sala durante más de 20 años. Comencé en mi ciudad natal, Praga, cuando tenía 18 años. Luego, poco a poco, fui subiendo de división, y luego llegue al nivel internacional, donde estoy desde 2010. Esta es mi tercera EURO, y mi primera final".

Ninguno es árbitro como única profesión, y Tomić explica como complementar un estilo de vida normal y un gran torneo: "Soy profesor (de trabajo diario), pero para estar aquí 16 días hay que estar preparado física y psicológicamente. Entreno todos los días, y siempre la misma rutina. Hay que estar preparado".

Al revés que el fútbol, los equipos arbitrales del fútbol sala no son todos del mismo país, suelen ser una mezcla. Al igual que Černý y Tomić el sábado, el tercer árbitro Alessandro Malfer es de Italia y el mesa Josip Barton viene de la ARY Macedonia. "No es igual que en el fútbol que los tríos arbitrales son del mismo país. Nosotros descubrimos nuevos estilos y algunos pequeños detalles", explicó Černý.

Tomić añadió: "Somos verdaderos amigos, hemos estado arbitrando juntos en rondas preliminares, fases finales de torneos y en otras competiciones. A veces pito con Ondřej o con otros compañeros. Hay una verdadera amistad entre nosotros. Nos apoyamos los unos a los otros".

Arriba