Kuipers, preparado para dirigir la final de Lyon

El árbitro de la final de la Europa League cuenta con una dilatada experiencia, ya que ha dirigido dos finales UEFA en los últimos años, pero dice que cada nueva ocasión es siempre inolvidable.

Björn Kuipers agradece a su padre Jan por ponerle en el camino del arbitraje
Björn Kuipers agradece a su padre Jan por ponerle en el camino del arbitraje ©Getty Images

Björn Kuipers ha disfrutado del sabor de las grandes finales en numerosas ocasiones, pero el árbitro holandés, que dirigirá la final de la UEFA Europa League el miércoles entre el Marsella y el Atlético de Madrid en Lyon, dice que cada nueva final tiene su propio sabor único.

Propietario de un supermercado en Oldenzaal, al este de Holanda, Kuipers está preparado para la ocasión en Francia y ya cuenta con la experiencia acumulada de dos finales anteriores en competiciones de clubes de la UEFA: la final de la UEFA Champions League de 2014 entre el Real Madrid y el Atlético y la final de la UEFA Europa League del año anterior entre el Chelsea y el Benfica.

"Fue una gran sorpresa, pero fantástica. Estoy realmente feliz. Es la octava final en mi carrera, y cada una es especial", dice Kuipers.

La designación para el partido en Lyon es un reconocimiento adicional por las cualidades de Kuipers como árbitro, cualidades que ha tenido a lo largo de su distinguida trayectoria profesional que comenzó cuando era adolescente.

Kuipers liderará a un equipo de arbitraje holandés el miércoles: los asistentes Sander van Roekel y Erwin Zeinstra, los árbitros asistentes adicionales Danny Makkelie y Pol van Boekel, y el árbitro asistente reserva Mario Diks. El polaco Szymon Marciniak completa el equipo como cuarto árbitro.

Es inequívoco que el trabajo en equipo ha sido un gran factor para lograr este último honor de alto nivel.

"No es solo un reconocimiento a mí. También es un reconocimiento para mi equipo. Son fantásticos y no sería nada sin ellos".

Kuipers agradece a su padre Jan por ponerle en el camino del arbitraje a los 16 años. "Era un árbitro amateur, y solía ir a partidos con él. Sugirió que me gustaría probar el arbitraje, que podría disfrutarlo. Y lo disfruté, muchísimo", reflexiona.

"Cuando comencé nunca pensé en llegar al máximo nivel, pero he sido afortunado porque he sido entrenado y guiado por muy buenas personas en el camino". Kuipers le atribuye un reconocimiento especial a su compañero holandés y miembro del Comité de Árbitros de la UEFA, Jaap Uilenberg, por ser una fuente vital de consejo y aliento.

La pasión, el placer y el apoyo más cercano son tres elementos que, según Kuipers, ayudan a un árbitro a disfrutar del éxito en cualquier nivel que arbitre. "Si tienes esa pasión y placer, puedes lograr mucho", explica.

"El apoyo de aquellos que están cerca de ti es igualmente esencial. En mi caso, mi mujer Marlies y mi hijo e hija han sido particularmente importantes. Saben cuánto significa el arbitraje para mí, y siempre están ahí para mi".

Con los años, Kuipers, seleccionado para el equipo de arbitraje de los partidos de la Copa Mundial de la FIFA de este verano en Rusia, ha visto cambios considerables no sólo en el fútbol al máximo nivel, sino también en el arbitraje.

"Los jugadores son más fuertes y están más en forma. El juego es más rápido, y los árbitros han tenido también que adaptarse. Los árbitros ahora son tan atletas como los jugadores".

"Otros aspectos se han desarrollado, como por ejemplo la preparación táctica que hacemos ahora. Es realmente importante que sepas cómo juegan los equipos para que sepas qué esperar cuándo los estás arbitrando".

Una final delante de un estadio lleno presenta sus propios desafíos especiales para el equipo de arbitraje. La fuerza mental es un requisito prioritario: "Es una de las facetas más importante para un árbitro. Hay tantas personas mirándote y analizándote en un partido que debes ser fuerte y estar seguro de todo lo que haces".

"Nos prepararemos para la final como siempre hacemos. Saldremos al terreno de juego de antemano para saborear el ambiente, y luego regresaremos al vestuario para centrarnos por completo en realizar el mejor trabajo que podamos".

Arriba