La NSPCC recibe el Premio Mónaco

La Child Protection in Sport Unit (CPSU) de la National Society for the Prevention of Cruelty to Children (NSPCC) ha recibido el Premio Benéfico Mónaco de la UEFA 2014.

El Premio Benéfico Mónaco de la UEFA 2014 apoyará el importante trabajo en la protección de la infancia en el deporte. El Presidente de la UEFA, Michel Platini, le entregó el cheque 1 millón de euros a Anne Tiivas, directora de Child Protection in Sport Unit (CPSU) en la National Society for the Prevention of Cruelty to Children (NSPCC) del Reino Unido en Mónaco el jueves en presencia del Principe Alberto II de Mónaco.

El CPSU de la NSPCC trabaja para asegurar que los niños entienden sus derechos en el deporte. Los problemas con los que el deporte tiene que lidiar van desde casos graves de abusos sexuales al trato vejatorio de niños que están en una cultura que no les escucha o prioriza sus intereses. El trabajo de la organización con 200 organismos deportivos nacionales y con socios deportivos da servicio a más de 10 millones de niños que practican deporte en el Reino Unido.

El Presidente de la UEFA, Michel Platini, comentó: "Todos los años el Premio Mónaco dona un millón de euros a una organización deportiva o benéfica que lo merezca para apoyar su labor y avanzar en su misión. La UEFA cree en los niños, no importa su estatus social o dónde vivan, deben tener la opción de jugar al fútbol. El importante trabajo de la NSPCC garantiza lo básico para esto, un ambiente seguro para asegurar que los niños disfruten del deporte. La NSPCC ha trabajado sin descanso para acabar con la crueldad con los niños y esperamos que esta donación ayude a esta causa significativamente. Felicidades, estamos seguros de que este trabajo seguirá y marcar la diferencia en la vida de muchos niños".

El Premio Benéfico Mónaco de la UEFA se usará para incrementar la disponibilidad y el nivel de los servicios que el CPSU de la NSPCC ofrece a los niños y los padres implicados en el deporte. Además diseminará la campaña de al NSPCC entre las organizaciones deportivas internacionales del mundo y de Europa, y aconseja sobre las buenas prácticas y los enfoques más eficaces para mantener a la infancia segura en el deporte.

"Estamos inmensamente felices por recibir este premio. El Premio Benéfico Mónaco de la UEFA nos permitirá seguir trabajando en lo que estamos haciendo con los niños, con los padres y con todo el mundo implicado en el fútbol para crear el mejor ambiente posible dentro del fútbol para nuestros niños", declaró Anne Tiivas.

"Los problemas que afronta el fútbol son en esencia similares a los de los demás deportes, pero hay que cosas que solo pasan o que son más normales en el fútbol, y tenemos que trabajar en ella e intentar solucionarlas. Una de las cosas que prioriza el fútbol ha sido el comportamiento de los padres en la banda".

"Todos queremos que nuestros hijos destaquen en el deporte, pero para niños de cinco años la ambición de ser el próximo Lionel Messi o el próximo Cristiano Ronaldo sea algo excesiva. Así que una cosa que tenemos que hacer es trabajar con el fútbol e intentar mejorar la actitud de los padres, que entiendan el impacto de su comportamiento sobre los niños".

Graeme Le Saux, miembro de la junta consultora de la Federación Inglesa de Fútbol (FA), declaró: "Poder jugar al fútbol en un ambiente seguro es un derecho fundamental de la infancia. En el fútbol todos tenemos la responsabilidad para con los niños, ya sea a nivel de fútbol base o en el ascenso hacia el fútbol de élite".

"Tanto la UEFA como la FA con sus campañas de Respect están haciendo un trabajo fantástico para romper las barreras entre las diferentes actitudes de las personas y lo que esperamos de ellas en el contexto del fútbol. Así que desde mi punto de vista, es un largo proceso para educar a la gente. Si la educación ofrece un mensaje constante durante un periodo de tiempo y luego se ocupa de cuestiones específicas dentro de ese mensaje, todos tenemos la oportunidad de progresar y seguir mejorando la igualdad en el deporte que todos amamos".

El CPSU de la NSPCC trabaja con 200 organismos de gobierno nacionales y asociaciones deportivas del condado en Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte. Esto ha llevado a un cambio en la cultura, las políticas y los procedimientos para asegurar que los niños estén protegidos y que sus voces sean escuchadas en la organización. La FA trabaja con la NSPCC desde hace 15 años. Esta cooperación se ha traducido en un curso de salvaguardia, aprobada por la CPSU de la NSPCC, y es obligatorio para las personas que trabajan en el fútbol con la FA. Desde 1999, 450.000 personas han pasado por los programas infantiles de salvaguardia a través de la FA.