Las iniciativas de sostenibilidad, en el foco

Desde los estadios hasta los aficionados o los proveedores, sin olvidar al personal de la UEFA, todas las partes implicadas tienen que contribuir a un desarrollo más sostenible.

La eco-calculadora de la UEFA EURO 2016
La eco-calculadora de la UEFA EURO 2016 ©UEFA.com

La UEFA se ha comprometido a tomar medidas concretas para un desarrollo sostenible.

Desde 2007 la organización ha estado trabajando con 'Climate Friendly' para medir y evaluar las emisiones de CO2 generadas por los vuelos de sus empleados, un total de 20.000 toneladas de media al año (el equivalente a 2.850 millones de balones de fútbol), y con un coste de 200.000 euros al año.

Además, se ha animado a los empleados a adoptar hábitos responsables y a seguir los consejos y trucos de sostenibilidad que además les permiten ahorrar tiempo, reducir costes y mejorar su bienestar.

Mirando al futuro, la UEFA tiene la ambición de usar la UEFA EURO 2016 para acumular experiencia en lo relativo a la gestión del impacto social, económico y medioambiental para por último reproducir las buenas prácticas en otros eventos a nivel europeo.

El objetivo es limitar el impacto del torneo sobre el medio ambiente y obtener la certificación ISO 2012-1 que ya consiguieron otras competiciones como los Juegos Olímpicos de Londres en 2012 o el torneo de tenis de Roland Garros.

Un amplio rango de acciones concretas van a ser puestas en marcha para el torneo en los campos de transporte público y movilidad, gestión de residuos, optimización de energía, accesibilidad o lucha contra la discriminación.

Por ejemplo, además de animar a los espectadores de la UEFA EURO 2016 a usar transporte público, se ha desarrollado una eco-calculadora para ellos. Esta herramienta a través de internet mide las emisiones de gas invernadero que cada desplazamiento genera, y el equivalente en número de balones de fútbol llenos de dióxido de carbono. Los aficionados pueden, por lo tanto, hacer una mejor elección para viajar al torneo y elegir las alternativas más adecuadas para reducir la emisión de gases nocivos.

Los fondos recaudados a través del programa de compensación de vuelos de la UEFA serán invertidos en el proyecto de los parques eólicos Prony y Kafeate, con el objetivo de producir energía renovable para Nueva Caledonia, un territorio francés situado en el Océano Pacífico.

Para la UEFA EURO 2016 y más allá, la UEFA confía en lograr una estrecha colaboración con sus socios, con la familia del fútbol europeo, patrocinadores, autoridades y medios de comunicación, y mediante la capacidad del fútbol para inspirar un comportamiento constructivo, asegurar un legado positivo para el torneo del próximo año en Francia.