"Una visión común para Europa y su fútbol"

En un discurso ante los ministros de deportes de la Unión Europea en Bruselas este miércoles, el Presidente de la UEFA, Aleksander Čeferin, instó a las autoridades políticas europeas a trabajar junto a la UEFA por "un fútbol europeo justo, impredecible, abierto y unido".

Aleksander Čeferin, Presidente de la UEFA
Aleksander Čeferin, Presidente de la UEFA ©UEFA.com

Compartiendo visiones comunes para el futuro de Europa y su fútbol, manteniendo un equilibrio competitivo en el fútbol, respetando el modelo deportivo europeo, fortaleciendo los vínculos entre la UEFA y las autoridades políticas de Europa.

Estos fueron los mensajes clave en el discurso del Presidente de la UEFA Aleksander Čeferin ante el Consejo de Ministros de Deportes de la Unión Europea en Bruselas el miércoles.

Čeferin explicó varios aspectos del papel, la misión y las responsabilidades de la UEFA ante los ministros de los estados miembros de la UE. Hizo hincapié en el compromiso del fútbol europeo para promover la unidad y la solidaridad, e instó a la UE a trabajar junto con la UEFA para "un fútbol europeo que sea justo, impredecible, abierto y unido".

La UEFA ha fomentado relaciones positivas con la UE y las instituciones políticas europeas, en particular a través de una serie de acuerdos de cooperación, y ha recibido apoyo a cambio de sus políticas clave, incluido el Juego Limpio Financiero, reformas de buena gobernanza y haciendo que el fútbol sea accesible para todos.

"Esta relación está impregnada de confianza, valores compartidos y un deseo mutuo de actuar por el interés general", dijo el Presidente de la UEFA.

"Durante muchos años, el fútbol se ha convertido en mucho más que un juego, una pasión o entretenimiento. Une a 500 millones de ciudadanos europeos, independientemente de su edad, clase y religión. Trae esperanza para el futuro. Es parte de la cultura compartida de Europa", agregó.

"Como órgano rector del fútbol en Europa, la UEFA representa el primer movimiento social de este continente. Es una responsabilidad importante", agregó.

Čeferin subrayó que el papel de la UEFA iba más allá de la organización de las competiciones y el establecimiento de reglas. "Día tras día, mantenemos un conjunto de valores y conciliamos los intereses contrapuestos de varias partes interesadas: aficionados, jugadores, clubes, ligas, federaciones nacionales, medios de comunicación y patrocinadores".

"Y la creciente comercialización del fútbol solo subraya la necesidad de un organismo gobernante fuerte, creíble y progresista", agregó.

El Presidente de la UEFA enfatizó que la distribución financiera era el corazón de la filosofía de la UEFA, a través de la reinversión de sus ingresos en el juego para garantizar su bienestar general. "Así como un estado financiará y mantendrá sus servicios públicos y su infraestructura, la UEFA se esfuerza por financiar sus propias actividades".

Continuó enfatizando la determinación de la UEFA de proteger el modelo europeo. "Mientras sea presidente de la UEFA, no habrá lugar para perseguir esfuerzos egoístas o esconderse detrás de falsas pretensiones", subrayó.

"No puedo aceptar que algunas personas que están cegadas por la búsqueda de beneficios estén considerando vender el alma de los torneos de fútbol a fondos privados nebulosos".

"El dinero no manda y el modelo europeo de deporte debe respetarse. El fútbol no está en venta. No dejaré que nadie sacrifique sus estructuras en el altar de un mercantilismo despiadado y cínico".

En relación al equilibrio competitivo en el fútbol, el presidente Čeferin afirmó que las riquezas en manos de un puñado de clubes "amenaza el equilibrio competitivo, algo que es esencial para el atractivo del fútbol".

"Estamos listos para tomar medidas con el objetivo de mejorar el equilibrio competitivo… Hay una necesidad urgente de actuar y responder antes de que sea demasiado tarde".

El Presidente de la UEFA instó a los gobiernos miembros de la Unión Europea y a la Comisión Europea a mantener y reforzar el apoyo a los esfuerzos de la UEFA. "No se queden sin hacer nada… no adopten una política de esperar. Deberían compartir este objetivo que queremos cumplir: la apertura e imprevisibilidad de las competiciones".

La fase final de la UEFA EURO 2020, que se llevará a cabo en 12 ciudades a lo largo de Europa dentro de dos veranos, será, según afirmó el presidente Čeferin, "una oportunidad única para celebrar Europa juntos". Además de impulsar la popularidad del fútbol y crear oportunidades de empleo, también contribuirá en el logro de algunos objetivos clave en el área de la integración en la Unión Europea.

"Fomentará el desarrollo regional. La diversidad cultural, la cohesión social, la sostenibilidad, la innovación y el crecimiento económico: estamos ante las bases para poder ofrecer una serie de beneficios duraderos que permanecerán en Europa mucho después de que el torneo finalice", afirmó.

El Presidente de la UEFA dio la bienvenida a la relación proactiva y positiva con la Unión Europea. "Quiero construir el futuro en base a la colaboración y la cooperación. El fútbol europeo es más fuerte cuando une a todas las partes en torno a los mismos objetivos", reafirmó.

"En general, podemos mostrar una Europa fuerte y unificada, además de demostrar nuestro compromiso conjunto de generar cambios positivos en todo el continente europeo".

Arriba