La página web oficial del fútbol europeo

Cuanto más grandes son, más dura es la caída

Publicado: Jueves, 10 de enero de 2013, 9.37HEC
El Sporting de Portugal y el AEK de Atenas atraviesan serias dificultades en sus respectivas ligas. UEFA.com hace un repaso a fuertes conjuntos que perdieron la categoría de manera imprevista.
Cuanto más grandes son, más dura es la caída
Kiko (Club Atlético de Madrid) ©Getty Images

Reportajes UEFA.com

¿Quién ha ganado ligas en más países?
  • ¿Quién ha ganado ligas en más países?
  • Tandas de penaltis con historia
  • Trayectoria del Paris Saint-Germain
  • Trayectoria del Real Madrid
  • Gabbiadini inspira a la Sampdoria
  • Eliminatorias clásicas de octavos
  • Estrellas de la UEFA Europa League
  • Lo mejor de la sexta jornada
  • La fase de grupos, en números
  • La guía de Rakitić en los lanzamientos de falta
1 de 10
Publicado: Jueves, 10 de enero de 2013, 9.37HEC

Cuanto más grandes son, más dura es la caída

El Sporting de Portugal y el AEK de Atenas atraviesan serias dificultades en sus respectivas ligas. UEFA.com hace un repaso a fuertes conjuntos que perdieron la categoría de manera imprevista.

Nunca ha quedado por debajo del quinto puesto, pero el Sporting Clube de Portugal se enfrenta ahora a la realidad de la zona baja de la clasificación lusa. En otro país, uno de los grandes equipos de Grecia, el AEK Athens FC, que jamás ha acabado por debajo del séptimo puesto, lucha por salir de los puestos de descenso. UEFA.com hace un repaso a los casos históricos de equipos que perdieron la categoría contra todo pronóstico.

Alemania: 1. FC Nürnberg (1967/68)
El entrenador Max Merkel solía emplear sólo 15 jugadores en un Núremberg que en 1968 puso fin a una gran racha. El equipo celebró su primer título con el formato de la Bundesliga, su octava corona en total. Sin embargo, el proyecto que tuvo Merkel pasó por deshacerse de diez de estos jugadores, creando un efecto desastroso en el equipo. Su pronta eliminación ante el AFC Ajax en la Copa de Europa anunció una temporada catastrófica. El Núremberg acabó 17º y se convirtió en el único vigente campeón que acabó perdiendo la categoría. "Es como un mal sueño", comentó el Max Morlock, ganador de la Copa Mundial de la FIFA de 1954. El capitán Heinz Strehl añadió: "Nos daremos cuenta de lo ocurrido la próxima temporada cuando estemos jugando en malos campos con aficionados burlándose de nosotros con sus bastones".

Inglaterra: Manchester United FC (1973/74)
El nuevo entrenador Tommy Docherty enderezó el barcó y salvó al United del descenso en la campaña 1972/73, pero la decisión de la estrella Denis Law de fichar por el Manchester City FC aquel verano como jugador libre tuvo un impacto terrible al año siguiente, cuando el United acusó un gran falta de gol. Un taconazo del delantero, apodado 'King of Old Trafford' ('Rey de Old Trafford'), condenó al United a una derrota por 0-1 ante el City en la penúltima jornada que mandó a los red devils a segunda división, algo que Law nunca podrá olvidar. Sustituido en pleno shock tras aquel gol, comentó: "No encuentré consuelo. No quería que ocurriera. ¿Cuánto tiempo duró esta sensación? Treinta y tantos años. Ésta es tu respuesta".

Rusia: FC Spartak Moskva (1976)
Dos ediciones de liga se jugaron en Rusia durante 1976: una en primavera y otra en otoño. La primera fue muy mala para uno de los equipos más populares del país, que había perdido un gran número de jugadores después de la marcha del carismático director deportivo Nikolai Starostin. La segunda fue directamente un absoluto desastre. El inexperto técnico Anatoli Krutikov asumió el banquillo en ambas campañas para el entonces nueve veces campeón, que arrastraba serias dificultades económicas. Quedó el 14º en una liga de 16 equipos en la primavera antes de conseguir solo 13 puntos en otoño, lo que provocó su descenso con el FC Dinamo Minsk. Un año después el legendario entrenador Konstantin Beskov logró el ascenso y levantó el título de 1979. "Si no hubiera habido una reorganización es complicado saber si el equipo hubiera tenido la debida atención. Pero surgió un nuevo jefe, los aficionados se despertaron y el éxito volvió. El Spartak todavía está en esa ola", confesó el jugador del Spartak Valeri Gladilin.

Francia: Olympique de Marseille (1979/80)
"Es una verdadera pena", sentenció el famoso alcalde de la ciudad Gaston Defferre cuando Marsella comenzaba a digerir el descenso del equipo. "El OM ha sufrido una especie de tragedia, porque la gente de Marsella ama a su equipo de fútbol". No fue algo que podía haberse previsto, ya que el entrenador Jules Zvunka había añadido a dos jugadores en forma a un puñado de internacionales como Didier Six, Marius Trésor, Victor Zvunka, François Bracci, Anders Linderoth y Marc Berdoll. El equipo tenía aspiraciones de conseguir el título, pero pronto se dio de bruces con la realidad. Jean Robin sustituyó en el banquillo a Zvunka, pero acabó 19º en una competición de 20 equipos con 24 puntos. Al año siguiente apostó por cómodos jugadores, pero no logró al ascenso a la Ligue 1 hasta la temporada 1983/84.

Italia: AC Milan (1981/82)
Tres años después de alzarse con su décimo 'Scudetto' y con una línea defensiva que contaba con jugadores de la talla de Franco Baresi y Fulvio Collovati, ambos ganadores del Mundial con Italia en 1982, además de Mauro Tassotti, el Milan terminó tercero por la cola en la Serie A (a cuatro puntos de la séptima plaza) y descendió. A pesar de la presencia del internacional escocés en ataque Joe Jordan, el conjunto rossonero terminó la campaña con sólo 21 goles a favor tras 24 encuentros y ni siquiera las tres victorias en los últimos cinco partidos fueron suficientes para lograr la salvación. "No empezamos mal. Creo que el aspecto psicológico es clave en situaciones como esa. Cuando empiezas a jugar con miedo al final acabas cometiendo errores. Teníamos algo de miedo, especialmente cuando nuestros aficionados empezaban a abuchearnos", explicó el ex centrocampista Walter Novellino, jugador clave en el equipo que se alzó campeón en la temporada 1978/79.

España: Club Atlético de Madrid (1999/2000)
Cuatro años después de alzarse con el doblete, tras la consecución de la Liga y de la Copa del Rey, el conjunto rojiblanco descendió a la segunda división por primera vez desde la campaña 1933/34. El penalti errado por parte de Jimmy Floyd Hasselbaink en el 2-2 del 7 de mayo ante el Real Oviedo fue la puntilla para un Atlético que llegó a ese partido tras sumar una racha de 13 encuentros sin ganar bajo el mando primero de Claudio Ranieri y después de Radomir Antic, técnico con el que se consiguió el doblete. "Normalmente se escuchaban gritos de ánimo o de apoyo en el vestuario pero ese día había un silencio sepulcral. Todos sabíamos que el siguiente encuentro que iba a jugar el Atlético sería ante un conjunto de segunda división", explicaba el entonces capitán Kiko sobre el encuentro frente al Oviedo. La campaña del Atlético de Madrid terminó con una derrota en la final de la Copa del Rey ante el RCD Espanyol. 

Última actualización: 10/01/13 13.30HEC

Información relacionada

Perfiles de los equipos

http://es.uefa.com/memberassociations/news/newsid=1910949.html#cuanto+grandes+dura+caida

  • © 1998-2014 UEFA . Todos los derechos reservados.
  • La palabra UEFA, el logo de la UEFA y todas las marcas relacionadas con las competiciones de la UEFA están protegidas por las marcas registradas y/o por el copyright de UEFA. Se prohíbe el uso de estas marcas registradas para uso comercial. El uso de UEFA.com significa la aceptación de sus Términos, Condiciones y Política de Privacidad.