El Barça, al borde de la eliminación

La pizarra de Emery  y la espectacular actuación de sus jugadores arrollaron a un desconocido Barcelona que cayó por 4-0.

Vea los goles de Di María, Draxler y Cavani que dejan al equipo catalán con un pie fuera de la Champions.

Dura noche para el Barcelona, que este martes encajó una derrota histórica por lo duro en el fondo y en la forma. Los azulgranas cayeron ante el Paris Saint-Germain por un 4-0 que le deja con pie y medio fuera de la competición. Espectacular partido del equipo de Emery.

Lo cierto es que en la llamada Ciudad de la Luz el Barcelona sólo vio oscuridad, arrollado por el músculo y el ritmo del Paris Saint-Germain. Rugió Parc des Princes y correspondió su equipo, que salió a morder desde el arranque, luchando cada balón y presionando muy arriba la salida de balón.

©AFP/Getty Images

Sobrevivieron los azulgranas al primer cuarto de hora gracias a Ter Stegen, que no pudo hacer nada en el 18' ante el lanzamiento de falta de un Di María que celebró su 29º cumpleaños a lo grande. Lo mereció el Paris, que supo explotar la espalda de Busquets y el poco recorrido de André Gomes e Iniesta en faceta defensiva. Ahí encontraron un tesoro los galos.

Y mientras el tridente formado por Verratti, Rabiot y Matuidi se doctoraba con honores, André Gomes fallaba una clara ocasión con 1-0 en el marcador que pudo cambiar el sino del partido. Sólo Neymar acudió al naufragio azulgrana en una primera parte para olvidar culminada con un segundo tanto local, obra de Draxler tras pérdida de Messi y asistencia de un omnipresente Verratti.

El segundo tiempo continuó el mismo guion. Sin noticias de su tridente el Barcelona siguió sin encontrar ninguna continuidad en su juego y acabó rendido a la superioridad local. Desenchufada la MSN y superado su centro del campo, fue coser y cantar para el Paris, que hizo el 3-0 con un espectacular tanto de Di María desde la frontal.

©AFP/Getty Images

Para entonces Emery ya había soltado un grito de rabia mientras la grada se frotaba los ojos. Sólo faltaba el gol de su artillero. Se hizo de rogar, pero no falló Edinson Cavani, que puso la rúbrica a una noche inolvidable para el Paris y convertida en pesadilla para un Barcelona contra las cuerdas.

Jugador clave: Di María (Paris Saint-Germain)
Impresionante partido del argentino, que ya había marcado en su último partido ante los azulgranas, en la final de la Copa del Rey de 2014. Di María firmó una hora de fútbol plena de esfuerzo y calidad. Abrió la lata con un precioso lanzamiento de falta y puso la guinda con un tremendo zurdazo desde la frontal.

La pizarra de Emery
Lo bordó el entrenador español, que dio una lección desde la pizarra y planteó a la perfección el partido a partir de las debilidades del rival. El de Hondarribia diseñó una presión fuerte y alta que desconectó al Barcelona, apostando por el músculo y la energía para explotar los espacios dejados por el centro del campo visitante.

¿Cuestión de frescura?
Pero la contundente derrota no sólo puede leerse en clave táctica. La realidad es que los jugadores galos desarbolaron a los azulgranas también desde lo físico, en especial a través de un Matuidi que aligeró de sus tareas defensivas a Verratti y Rabiot. Esa frescura permitió al Paris llevarse todos los duelos divididos y hundir a su rival desde lo mental.

La opinión del reportero
Álvaro Macho (@UEFAcomAlvaroM)

Duro y histórico varapalo para el Barcelona, que se coloca a los pies de la eliminación con este contundente 4-0. Sólo un ambiente mágico y la épica del Camp Nou pueden salvar a los azulgranas de este encuentro que necesitan olvidar con rapidez. El partido reivindica también la figura de Unai Emery, un técnico con poca suerte ante los azulgranas hasta esta noche, su gran noche en el gran escenario europeo.

©AFP/Getty Images
©AFP/Getty Images