Informe técnico 4 de la UEFA EURO 2016: goles

En esta cuarta parte del informe técnico de la UEFA EURO 2016, el panel de expertos examinan por qué se marcaron tan pocos goles en la fase de grupos.

Eder fires in the goal that won UEFA EURO 2016 for Portugal

Después de que la UEFA EURO 2012 produjera un promedio de 2,45 goles por partido y de que las dos ediciones anteriores aportaran una cifra muy parecida (2,48), en la primera fase final con 24 equipos surgió una llamativa estadística: sólo se marcaron 69 goles en los 36 partidos de grupos, lo que arroja una media de 1,92 por encuentro.

"La fase de grupos es siempre una guerra de desgaste, pero las eliminatorias son mucho más abiertas", comentó el seleccionador de Alemania, Joachim Löw.

El tiempo le dio la razón: 39 goles en 15 partidos eliminatorios elevaron el promedio del torneo a 2,12 por encuentro. Esta recuperación tardía no consigue enmascarar del todo una caída de 13,5%. 

[VIDEO src="2391235" size="mediumLandscape" align="Right" caption=" Vea todos los goles de la UEFA EURO 2016" ]"La fase de grupos nos dejó ver las grandes habilidades de los diferentes entrenadores, especialmente de los que ocupan los banquillos de las naciones 'más pequeñas'", declaró el observador técnico de la UEFA Savo Milošević. "Esos equipos estaban muy bien preparados para luchar contra rivales de mayor calado. Sin embargo, como delantero, tengo que lamentar la escasez de goles".

Como comentó otro observador técnico, Peter Rudbæk: "Como el objetivo era no quedar último en el grupo, se centraron en una defensa férrea y muy bien organizada. Los atacantes no lo tuvieron fácil".

Una de las características más destacadas de la fase de grupos fue que 19 de los 69 goles, ni más ni menos, se marcaron a partir del minuto 80; 15 de los cuales después del minuto 85, y 7 de ellos en el lapso de los 90+. Todos ellos se sumaron al alto porcentaje de goles in extremis que ha registrado la competición a lo largo de su historia.

El hecho de que tantos de los goles fueran tardíos contribuye a otra estadística sorprendente: 14 o el 20% fueron obra de suplentes, y cinco más de estos sustitutos añadieron su nombre a esta lista en las rondas eliminatorias. Además, un suplente anotó el último tanto del torneo, el mismo que otorgó el título a Portugal.

Ronaldo, Bale, Pogba – watch the best EURO 2016 set-piece goals
Los mejores goles a balón parado

Estos datos se pueden usar como pretexto para felicitar a los seleccionadores por sus astutas sustituciones, o bien como argumento para mantener que la política general consistió en mantener la pólvora bien seca hasta que surgiera la necesidad de una explosión de última hora para lograr el resultado deseado. El mismo sesgo se puede aplicar al hecho de que, a lo largo de toda la competición, sólo se marcaron 42 goles durante la primera parte, en comparación con los 66 anotados después del descanso.

76 jugadores diferentes anotaron los goles del torneo. En ocasiones ha resultado complicado catalogar claramente a los jugadores, pues los papeles de algunos de los situados desde el centro hasta la delantera, especialmente en carriles exteriores, desdibujaban las definiciones de "delantero" y "centrocampista". Durante la fase de grupos, los delanteros registraron 29 goles, los centrocampistas 32 y los defensas 6. Dado que los delanteros anotaron 12 de los últimos 20 tantos del torneo, el desglose definitivo dice: 47 por delanteros, 45 por centrocampistas y 13 por defensas. Los otros tres fueron goles en propia puerta.

De los 21 tantos que anotaron los extremos/ centrocampistas de banda, en el flanco izquierdo se originaron 17 y en el derecho sólo 4. Tan sólo un gol fue anotado por un lateral, Neil Taylor, de Gales, durante la victoria por 3-0 contra Rusia. De disparos con la zurda surgieron 37 anotaciones (13 de las cuales comparten Francia y Gales), contra las 47 conseguidas con la diestra.

El número de goles anotados de cabeza cayó en picado: de su nivel récord de 29% establecido en la UEFA EURO 2012 al 22% en Francia. De los 24 goles marcados de cabeza en la UEFA EURO 2016, cinco se originaron en saques de esquina, cuatro en tiros libres, y el resto en centros o pases hacia atrás desde la línea de fondo.

Los centros se han revelado una de las características más destacadas de este torneo. Los centros y los pases hacia atrás desde la línea de fondo condujeron al 42% de los goles de jugada, incluidos los tres en propia puerta, y todos ellos surgieron de centros enviados desde cerca de la línea de fondo.

Este artículo aparece en el informe técnico oficial de la UEFA EURO 2016: DESCÁRGUELO YA