Momentos que deciden una eliminatoria

Un gol con todo igualado por un error propio o un tanto cuando el empate parecía lo más lógico. El Villarreal vivió la cara más amarga en la ida de dieciseisavos para decir prácticamente adiós a la Europa League.

Edin Džeko (Roma) & Manu Trigueros (Villarreal)
©AFP/Getty Images

Duro varapalo el que se ha llevado esta noche el Villarreal ante una Roma que ha dado toda una exhibición de cómo se debe afrontar un partido de ida de una eliminatoria en competición europea aprovechando las cualidades propias y las debilidades del rival.

Quizás la primera media hora de partido no hacía presagiar lo que se vio en los siguientes minutos. Un partido igualado, con dos equipos bien plantados sólo salió de esa dinámica de equidad con el error de Samu Castillejo y el consiguiente gol de Emerson, que allanaba el camino a una Roma que en ese momento se desperezó y empezó a mostrar todas las cualidades, que son muchas, que tiene como equipo.

"El 0-1 nos ha hecho mucho daño, no esperábamos encajar ese gol en una jugada desafortunada que hemos tenido. Hemos entrado bien en el partido, jugando en campo contrario, recuperando ahí y creando alguna ocasión de gol". Así de claro se expresaba Bruno Soriano para resumir lo que aconteció en la primera mitad, que moría en el campo del Villarreal como mejor ejemplo de lo que estaba por venir en el segundo periodo.

"Ellos han hecho su partido, han esperado su oportunidad y les ha salido prácticamente perfecto, con cada contra metían un gol", añadía el lateral internacional español Mario Gaspar para enfocar lo que fue una desafortunada segunda mitad. En el seno del Villarreal costaba explicar lo que se vio en esos segundos 45 minutos. Se puede decir que la clave fue el primer gol cuando la igualdad era la tónica dominante o quizás el 0-2 cuando mejor estaba el submarino amarillo. Aun así, Mario intentaba dar con la tecla: "Quizás nosotros teníamos que haber pensado que hay otro partido y no irnos tan alegre para arriba porque nos ha costado prácticamente la eliminatoria".

Y es que el Villarreal al menos podrá decir que lo de esta noche es una muy buena experiencia de aprendizaje para el futuro, como resaltaba Mario: "Tenemos que aprender de lo que han hecho ellos. Sabían que con el 0-1 no había problemas en dar un paso atrás, en dejar jugar, esperar su momento y en tres contras han hecho tres golazos", imposible decirlo más claro.

Edin Džeko (Roma)
©AFP/Getty Images

Si habrá un jugador al que tardarán en olvidar en la localidad castellonense ese es el delantero bosnio Edin Džeko. El '9' romano venía en un comienzo de 2017 de ensueño y apenas necesitó de 21 minutos para darle más brillo. Un 'hat-trick' de nueve puro, de depredador de área ha sido su sello, aunque el ex del City se quiso quitar méritos: "Todo el equipo lo hemos hecho bien, especialmente en defensa. Hemos intentado presionarles como siempre hacemos y nuestro primer gol ha sido la clave, les ha obligado a abrirse y a dejar más espacios en defensa".

Y es que al igual que sus rivales en el Villarreal el bosnio tenía bien claro que lo acontecido en el segundo acto fue clave en el encuentro: "En la segunda parte hemos estado mejor, con más ocasiones, con más espacios y hemos sido capaces de certificarlo con goles", así de claro, como sus tres remates para certificar la goleada, concluía el delantero. Al menos en Villarreal podrán decir que de este varapalo siempre pueden sacar el lado positivo.