2004: Baraja vuelve a ser la clave

©Getty Images

FC Porto - Valencia CF 1-2
(Quaresma 78; Baraja 33, Di Vaio 67)

FC Porto y Valencia CF afrontaban la Supercopa de Europa de la UEFA 2004 con nuevos entrenadores en sus respectivos banquillos, aunque la victoria final cayó de lado de Claudio Ranieri, que reemplazaba a Rafa Benítez tras la victoria en la final de la Copa de la UEFA ante el Olympique de Marseille. El técnico italiano, sin embargo, no dudó en otorgarle méritos a su predecesor: “Rafa ha dejado a un gran bloque, tengo suerte de que este equipo ya sepa jugar con los ojos cerrados”, declaró.

Ranieri trajo con él a los futbolistas Bernardo Corradi y Marco di Vaio, aunque de nuevo fue Rubén Baraja el hombre clave en la victoria valencianista. El centrocampista español abrió el marcador en el minuto 32 con un soberbio remate de cabeza, mientras que Vicente Rodríguez se encargaría de lanzar una precisa falta en la segunda mitad para el remate de Di Vaio en el segundo palo. El propio Baraja pudo marcar un tercer gol, pero esta vez su remate de cabeza se estrelló en el larguero.

El Oporto disputaba la Supercopa por segundo año consecutivo y buscaba resarcirse de la derrota por 1-0 ante el AC Milan en 2003. El vigente campeón de la UEFA Champions League se estrenaba con Víctor Fernández en el banquillo y en pleno periodo de recomposición tras la marcha de algunos jugadores importantes durante el verano. Sin embargo, aún quedaba parte del orgullo que supuso vencer al AS Monaco FC en la gran final del mes de mayo. Maniche gozó de una gran ocasión en un remate de cabeza y Ricardo Quaresma acortó distancias a 12 minutos para la conclusión, aunque los portugueses no pudieron evitar finalmente su segunda derrota consecutiva en la competición.