Las Supercopas de la UEFA del United

Hasta en dos ocasiones el United cayó en la Supercopa de la UEFA después de haberse proclamado campeón de la UEFA Champions League, y, ahora, en una tras conquistar la UEFA Europa League.

Los jugadores del United ven como la Lazio reciben el trofeo de la Supercopa de la UEFA 1999
Los jugadores del United ven como la Lazio reciben el trofeo de la Supercopa de la UEFA 1999 ©Getty Images

1991: United - Estrella Roja 1-0 (McClair 67')
Los problemas políticos en Yugoslavia provocaron que la Supercopa de la UEFA de 1991 se jugara a partido único en Old Traffod, donde los de Alex Ferguson no lo tuvieron nada fácil. Steve Bruce vio cómo su penalti fue detenido, mientras que Dejan Savićević y Darko Pančev tuvieron ocasiones para poner al Estrella Roja por delante antes de que Brian McClair marcara el gol de la victoria, finalizando un rechace que dio en el palo tras un disparo de Neil Webb.

1999: United - Lazio 0-1 (Salas 35')
Después de comprobar su suerte en la victoria en la UEFA Champions League de 1999 en los últimos minutos, la gloria del United quedó un poco empequeñecida en Mónaco. Marcelo Salas marcó el único gol, bajando un balón con el pecho y voleando desde la frontal de área, un disparo que no pudo desviar el portero del United Raimond van der Gouw tras golpear en sus manos. El entrenador Ferguson acababa de convertirse en Sir Alex después de haber recibido el título de caballero el 12 de junio de ese año.

2008: United - Zenit 1-2 (Vidić 73'; Pogrebnyak 44', Danny 59')
El United no pudo hacer mucho después del cabezazo inapelable de Pavel Pogrebnyak y el gol del debutante en el Zenit Danny. Wayne Rooney y Carlos Tévez hicieron una gran jugada que terminó culminando Nemanja Vidić, incluso los 'red devils' volvieron a marcar al final del partido, aunque el tanto fue anulado por una mano de Paul Scholes, que vio su segunda amarilla en la jugada.

Y luego...

2017: Real Madrid - Manchester United 2-1 (Casemiro 24', Isco 52'; Lukaku 62)
El tanto de Lukaku pasada la hora de juego dio esperanzas al United en Skopie, pero el vigente campeón de Europa fue muy sólido y no dejó escapar el título en la capital de Macedonia.