La página web oficial del fútbol europeo

Dramática victoria de Rusia

La selección rusa se alzó con la corona del Europeo sub-17 de la UEFA en Eslovaquia después de ganar las semifinales y la gran final en la tanda de penaltis. Su guardameta, Anton Mitryushkin, fue el gran héroe.
por Ian Holyman y Richard Binks
desde Zilina
Dramática victoria de Rusia
Rusia celebra su entorchado de 2013 ©Sportsfile

Dramática victoria de Rusia

La selección rusa se alzó con la corona del Europeo sub-17 de la UEFA en Eslovaquia después de ganar las semifinales y la gran final en la tanda de penaltis. Su guardameta, Anton Mitryushkin, fue el gran héroe.

El acierto de Rusia desde el punto de penalti fue clave para decantar la balanza en la final del Campeonato de Europa Sub-17 de la UEFA en Eslovaquia. Los hombres de Dmitri Khomukha decidieron desde los once metros, como ya hicieran en la semifinal, para levantar el trofeo de campeón por segunda vez.

De hecho, el único éxito de Rusia hasta el momento se produjo con una victoria final en los penaltis en 2006. La cosecha de este nuevo campeonato refleja la serenidad y la calma impuesta por el técnico Khomukha, que, sin demasiados aspavientos, supo llevar a su equipo a lo más alto. Tras sofocar a una impresionante Italia en la final, el capitán Anton Mitryushkin, que detuvo los lanzamientos de Davide Di Molfetta, Giacomo Sciacca y Andrea Palazzi, permitió que el mediocentro Sergei Makarov diera un paso adelante y convirtiera el penalti decisivo.

Las selecciones de Suecia y Eslovaquia, eliminadas en semifinales, lograron la clasificación en el Grupo A. Respaldadas por un impresionante apoyo, el equipo anfitrión logró el debut ideal con una victoria ante Austria, gracias a un gol del sustituto Martin Slaninka en el tiempo añadido. El jugador del MŠK Žilina completó también la remontada de su equipo ante Suiza, que tras perder 2-0 logró un empate que les acercó a las semifinales. El punto que necesitaba para avanzar a la siguiente ronda llegó en el empate sin goles ante Suecia, resultado que también envió a los escandinavos a semifinales.

En el mismo grupo, el gol anotado por Gustav Engvall para el equipo de Roland Larsson sorprendió a Suiza en su estreno por 1-0, antes de resistir una dura segunda parte ante Austria en la que consiguió un sufrido punto para acercarse a las semifinales. Con su forma de mejorar el juego partido a partido, el combinado austriaco se aseguró el tercer puesto del grupo y la consecuente clasificación para la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA después de vencer a Suiza por 2-1.

Por su parte, la Rusia de Khomukha demostró pronto su potencial, abriendo el Grupo B con una contundente victoria por 3-0 frente a Ucrania, mientras que el lento arranque de Italia ante Croacia mantuvo la portería a cero en Nitra. Las esperanzas del combinado italiano se vieron amenazadas en el segundo encuentro, cuando Ucrania anotó el 1-0 a falta de cinco minutos para el final. Sin embargo, Mario Pugliese completó la remontada en el tiempo añadido y los hombres de Daniele Zoratto dejaron de mirar hacia atrás.

Una vez más, Croacia tampoco fue incapaz de superar a Rusia, haciendo que un empate a uno entre los dos futuros finalistas fuera suficiente para que ambos avanzasen hasta la siguiente ronda. Por su parte, la victoria final de Croacia ante Ucrania por 2-1 le sirvió para lograr la clasificación al próximo Mundial.

Italia mostró todo su potencial en semifinales, ofreciendo un impulso mayor en cada minuto de juego. La selección italiana acabó con las esperanzas de los anfitriones con una victoria por 2-0 ante Eslovaquia gracias a los tantos de Pugliese y Elio Capradossi. Las fuerzas estuvieron mucho más igualadas en la otra semifinal del torneo. Después de un empate sin goles frente a una Suecia con diez hombres, el partido se resolvió a favor de Rusia en una dramática tanda de penaltis. En ella, Ramil Sheydaev anotó el lanzamiento decisivo para ganar por 10-9 y medirse a Italia de nuevo en la gran final.

http://es.uefa.com/under17/history/season=2013/index.html#dramatica+victoria+rusia