Partido con posible premio

Si España gana a Portugal en el Gdynia Stadium, los de Celades evitarán que los lusos les pudieran superar y si Serbia no vence a Macedonia el pase a semifinales estaría asegurado.

Saúl Ñíguez abrió la cuenta goleadora de España. ¿Llegará el segundo triunfo consecutivo?
Saúl Ñíguez abrió la cuenta goleadora de España. ¿Llegará el segundo triunfo consecutivo? ©Getty Images

Puestos a pedir, España está en la posición idónea para afrontar la segunda jornada del Campeonato de Europa Sub-21 de la UEFA en el Grupo B: se mide al otro equipo que suma tres puntos y superándolo le haría imposible alcanzar a los de Albert Celades e incluso se podría sellar el pase a semifinales con el Serbia - España todavía en el horizonte. Así se presenta el Portugal - España.

Tras un 5-0 ante ARY Macedonia que sirvió para sobrellevar el debut con tranquilidad, el cuadro campeón en las recientes ediciones de 2011 y 2013 ha preparado uno de los partidos más atractivos de toda la fase de grupos con mucho mimo. Sin jugadores tocados, el seleccionador tendrá 23 futbolistas para elegir el once adecuado.

Enfrente una Portugal que nunca ha levantado el trofeo, pero que en 2015 llegó hasta la final y que arrastra una racha de 34 partidos oficiales sin perder. O lo que es lo mismo, los lusos no caen en partido oficial desde octubre de 2011 en un envite de clasificación a la fase final de 2013 ante Rusia (más de cinco años y ocho meses).

Celades advirtió sobre su opinión acerca del cuadro de Rui Jorge: "Portugal es posiblemente el mejor equipo del torneo en nuestra opinión. Es un equipo que ha tenido una clasificación para llegar aquí excelente, simplemente ha empatado un partido, tiene un montón de goles a favor y muy poquitos goles encajados".

Y precisamente Renato Sanches, que no fue titular ante Serbia, podría ser la gran novedad en el once. Pese a haber sido titular únicamente en nueve partidos con el Bayern de Múnich esta temporada (disputó un total de 25), a sus 19 años ya acumula 13 internacionalidades absolutas y es una de las futuras estrellas de su país.

Rui Jorge afirmó que pese a la expectación que hay, para el "no significa nada especial. La importancia es estar en una fase final con un gran partido por delante y poder formar parte de él", destacó el técnico sub-21 de los lusos.

La expedición española no ha sacado la calculadora, pero sabe que un triunfo dejaría el pase muy, muy cerca. E incluso podría asegurarlo. Con seis puntos, el viaje a Bydgoszcz para medirse a Serbia se afrontaría de otra forma en el caso de ser decisivo para disputar las semifinales. Como ya dijimos, cinco finales. Llega la segunda y podría portar un premio.