El Lyon gana su tercera Champions contra el Wolfsburgo

El Lyon ganó su tercera UEFA Women' Champions League en 2015/16 con una victoria épica en la final contra el Wolfsburgo.

(Olympique Lyonnais)
©Sportsfile

El Lyon ha terminado con los dos años de reinado del Wolfsburgo en la reedición de la final de 2013. El tempranero gol de Ada Hegerberg en Reggio Emilia parecía ser suficiente para revertir el marcador de la final anterior. Sin embargo, faltando dos minutos para el final Alex Popp igualó y el Wolsburgo perdió en la tanda de penaltis para que el trofeo regresara a Francia.

56 clubes de 47 países empezaron la competición, incluyendo tres de Alemania, con el Frankfurt ganador de 2015 y que había finalizado por detrás del Bayern de Múnich y del Wolfsburgo en la liga alemana. Luxemburgo tuvo su primer equipo en la temporada 2011/2012, mientras que los equipos femeninos del Chelsea, el Atlético de Madrid y el Ferencváros debutaron.

Al igual que el único equipo que entró en las 15 ediciones anteriores, el campeón de Islas Feroe, el KÍ Klaksvík, el Ferencváros cayó en fase de clasificación, que fue eliminado en la ronda de dieciseisavos de final por el Twente. Luego, el conjunto holandés dio una de las mayores sorpresas de la competición, ganando por el valor doble de los goles a domicilio al Bayern.

El Twente perdió en la última ronda de octavos ante el nuevo equipo profesional del Barcelona, mientras que el Wolsburgo dejó fuera al Chelsea y Anja Mittag marcó para el del Paris Saint-Germain contra el KIF Örebro su gol número 49 europeo, alcanzando un nuevo registro goleador en el club para superar a Conny Pohlers. Por primera vez accedió a los cuartos de final el Slavia de Praga, aunque en su partido de ida contra el Lyon encajaron una derrota por 9-1 en el primer partido femenino disputado en el nuevo Estadio de Lyon.

El Frankfurt había necesitado los penaltis para pasar en la ronda de octavos contra el LSK Kvinner, e hizo exactamente lo mismo en los cuartos de final contra el Rosengård. Al final la suerte del campeón terminó en las semifinales tras perder por 4-0 contra el Wolfsburgo, a pesar de ganar en casa por 1-0, un resultado insuficiente.

La otra semifinal también fue un duelo entre dos clubes de la misma nación y el Lyon se vengó de la eliminación en la ronda de octavos en la 2014/15 contra el Paris con una sorprendente victoria por 7-0 ante 22.050 aficionados, un récord para un encuentro femenino en Francia. El Lyon venció el partido de vuelta por 1-0 para revivir la final de 2013 contra el Wolfsburgo, el sexto partido franco-alemán en una final en siete temporadas.

Delante de más de 15.000 aficionados en la casa de Sassuolo, Hegerberg puso por delante al Lyon a los doce minutos de juego, anotando su gol 13 en la competición, uno menos que el mejor registro en una temporada. El Lyon se mantuvo dominando pero a pesar de haber anotado más de 150 goles en esta campaña no pudo golpear de nuevo y faltando dos minutos para la conclusión, Popp igualó con un cabezazo.

Llegaron los penaltis por segunda vez en una final. El Lyon había perdido la anterior tanta de penaltis ante el Turbine Potsdam en 2010 y se puso por detrás cuando Hegerberg falló ante Almuth Schult. Pero, la portera Sarah Bouhaddi detuvo los penaltis de Nilla Fischer y Élise Bussaglia, que como Lara Dickenmann, se había unido al Wolfsburgo en el verano de 2015 procedente del Lyon. Saki Kumagai convirtió con frialdad el penalti final, al igual que en la final de la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2011 cuando lo hizo con Japón.

Kumagai fue premiada con el premio a la mejor jugadora del partido por el equipo técnico de la UEFA, que incluyó a diez jugadoras del Lyon entre las 18 mejores jugadores del equipo de la temporada. Louisa Necib, Amandine Henry y Lotta Schelin dejan al Lyon después de haber pertenecido al club durante las últimas nueve temporadas. Jumagai dijo: "Antes del partido nosotras queríamos ganarlo, porque era muy especial para nosotras".