Seis de seis para Alemania

Aunque el Campeonato de Europa Femenino Sub-17 de la UEFA probó un nuevo método en la tanda de penaltis, el resultado de la final fue prácticamente el de siempre: la victoria germana.

Germany
©Sportsfile

En el Campeonato de Europa Femenino Sub-17 de la UEFA se probó un nuevo método en la tanda de penaltis, aunque la conclusión fue extrañamente familiar.

Como en la temporada 2015/16 y en la 2013/14, Alemania venció a España en la tanda de penaltis de la final para levantar el trofeo. Eso mantiene el balance perfecto de Alemania en sus seis finales disputadas tras diez ediciones de este Europeo femenino sub-17. Cuatro de estas victorias llegaron ante España.

Malta debutó en la competición en la fase de clasificación, aunque las ocho selecciones que jugaron en la República Checa (Alemania, España, Francia, Holanda, Noruega, Inglaterra, la República de Irlanda y la selección anfitriona) ya tenían experiencia en la fase final del torneo.

Se batió un récord de espectadores gracias a las 10.219 personas que vieron cómo Francia venció por 2-1 a la República Checa en el partido inaugural disputado en Pilsen. En el otro partido, en el Grupo A, Alemania mostró su potencial con un 4-1 frente a España. La actual campeona venció a Francia por 2-1 y lideró el grupo tras un 1-5 frente a la sección anfitriona, mientras que España ganó también por 1-5 a las checas y empató 1-1 ante 'les bleus' para conseguir la segunda plaza.

Holanda consiguió clasificarse en el Grupo B a falta de un partido por jugarse después de vencer a Noruega e Inglaterra por 3-1 y 2-1 respectivamente. Inglaterra ganó por 5-1 a las irlandesas, aunque Noruega también logró la victoria frente a ellas, por lo que en la última jornada se vivió toda la emoción. Las noruegas doblegaron a Inglaterra por 2-0 y consiguieron la clasificación a semifinales.

Parecía que Noruega iba a presentarse en la final con su momentánea victoria al descanso frente a Alemania en su partido de semifinales, aunque Sydney Lohmann igualó el encuentro y forzó los penaltis. Bajo el nuevo sistema, ambas selecciones se irían turnando para lanzar primero en cada 'ronda' de lanzamientos. A pesar del orden, Alemania falló sus tres primeros disparos y se puso con 2-0 en contra. Pero las germanas dieron la vuelta a la tortilla y marcaron sus últimos lanzamientos ante una Noruega que falló tres seguidos. Andrea Brunner marcó el tanto definitivo en la muerte súbita.

La clasificación de España fue más sólida, con dos goles en la primera mitad, venciendo por 2-0 a Holanda para plantarse en su cuarta final consecutiva. Al igual que en dos de las tres finales en las que Alemania fue su oponente, el partido se marchó a la tanda de penaltis tras los 80 minutos. En ella, España falló los tres primeros lanzamientos y Alemania no estuvo dispuesta a dejar pasar esa ventaja. Al final la máxima goleadora alemana en la fase final con tres dianas, Melissa Kössler, hizo el tanto que certificó el título alemán tras el 3-1 en la tanda de penaltis.