La página web oficial del fútbol europeo

La lección de humildad de España

Publicado: Viernes, 31 de diciembre de 2010, 9.00HEC
Mientras que la habilidad individual y el talento de Xavi, Iniesta y Villa contribuyeron al triunfo de 'La Roja' en el Mundial, la base de sú éxito se forjó en algunos valores básicos.
por Andy Roxburgh

El contenido es ofrecido de una forma en la que está protegido y disponible sólo en formato Flash. Su dispositivo parece no ser compatible con nuestro reproductor de vídeo Flash.

Publicado: Viernes, 31 de diciembre de 2010, 9.00HEC

La lección de humildad de España

Mientras que la habilidad individual y el talento de Xavi, Iniesta y Villa contribuyeron al triunfo de 'La Roja' en el Mundial, la base de sú éxito se forjó en algunos valores básicos.

Había mucho que admirar en el viaje de España a la cumbre del fútbol mundial durante la Copa Mundial de la FIFA 2010: la sabia dirección de Vicente Del Bosque, la brillante dirección de juego de Xavi Hernández, la incisiva carrera de Andrés Iniesta con el balón, el acierto de David Villa de cara al gol, y la gran labor bajo los palos de Iker Casillas.

Somos un grupo de gente normal, muy trabajadora y que ama este deporte
Xavi Hernández
Los jugadores necesitan estar mentalmente equilibrados. Un jugador cuyo comportamiento varíe excesivamente entre la euforia y el drama en base a los resultados no rendirá a su máximo nivel competitivo
Ginés Meléndez

Pero para todos aquellos que vimos al actual campeón del mundo y de Europa de cerca, no solo fue su habilidad futbolística la que impresionó. Su calidad humana, en particular la humildad desplegada por muchos de los jugadores españoles, quienes se ganaron el respeto por encima de sus cualidades técnicas. ¿Fue este comportamiento positivo una mera coincidencia o fue el resultado de una cultura innata del fútbol español?

Es fácil de ver que esta exitosa generación de futbolistas españoles es modesta, sin pretensiones y orgullosa de promover una mentalidad de grupo. Como Xavi dijo durante la Copa Mundial: "Somos un grupo de gente normal, muy trabajadora y que ama este deporte". Lo mismo puede decirse de su seleccionador, Vicente Del Bosque, quien ha ganado la UEFA Champions League y la Copa del Mundo con un estilo de dirección basado en el respeto, la paciencia y la modestia. Lo que no está en vista de todos, es el proceso que ha alimentado a muchos de estos talentosos y jóvenes jugadores, y que tienen puestos los pies sobre el suelo.

Así como informaron Fernando Hierro, Director Deportivo de la Federación Española de Fútbol (RFEF) y Ginés Meléndez, Director de las Categorías Inferiores, en la recién celebrada Conferencia de Seleccionadores Nacionales que tuvo lugar en Madrid, el propósito de España es educar a jóvenes talentos a jugar, competir y desarrollarse psicológicamente.

Ginés explicó: "Los jugadores necesitan estar mentalmente equilibrados. Un jugador cuyo comportamiento varíe excesivamente entre la euforia y el drama en base a los resultados no rendirá a su máximo nivel competitivo". Desde el fútbol base hasta los equipos de categorías inferiores, la RFEF pone especial énfasis en la educación de valores, así como el compromiso, la amistas, naturalidad y modestia. A través de la selección, promoción y formación, se esfuerzan en producir los mejores jugadores y formas de comportamiento.

El haber desarrollado una ética de trabajo y de familia y una ética de humildad es una decisión consciente para el personal técnico en la RFEF. En su mundo, no hay lugar para la arrogancia, presunción o sentirse superiores. Vicente Del Bosque, al máximo nivel, lucha contra la autocomplacencia y el orgullo.

Por supuesto que los jugadores necesitan un ego, una determinación para ser lo mejor posible, pero esto no debe confundirse con la cara negativa del egoísmo. Cuando los jugadores y entrenadores tienen éxito, no hay necesidad de caer en el egocentrismo. Como reza la máxima: "Si tienes que decirle a la gente lo bueno que eres, es que no lo eres". Si le tienes que decir a los demás lo bueno que eres en algo, quizás es que no lo seas.

España ganó la Copa Mundial de la FIFA de Sudáfrica con una calidad técnica soberbia. También ganaron el trofeo al Juego Limpio, prueba de una filosofía que demuestra tanto valores técnicos y actitudes positivas a partes iguales. Cuando el jugador del FC Barcelona, Xavi, habló sobre el capitán de su selección, el portero del Real Madrid FC, Iker Casillas, dijo: "Es una persona muy humilde, muy normal".

La declaración podía haberse aplicado a muchos de los jugadores de la selección española, en particular a aquellos que han pasado por las categorías inferiores en la última década y media. Xavi, Iniesta, Casillas y compañía lo han ganado todo, y le han dado a la siguiente generación una valiosa lección de humildad.

Este artículo aparece en el número de octubre de UEFA•Technician.

Última actualización: 31/10/12 17.16HEC

Información relacionada

Perfiles de los entrenadores
Perfiles de los equipos

http://es.uefa.com/worldcup/news/newsid=1580154.html#la+leccion+humildad+espana

  • © 1998-2014 UEFA . Todos los derechos reservados.
  • La palabra UEFA, el logo de la UEFA y todas las marcas relacionadas con las competiciones de la UEFA están protegidas por las marcas registradas y/o por el copyright de UEFA. Se prohíbe el uso de estas marcas registradas para uso comercial. El uso de UEFA.com significa la aceptación de sus Términos, Condiciones y Política de Privacidad.