La página web oficial del fútbol europeo

Bielorrusia, a fuego lento

Publicado: Martes, 15 de enero de 2013, 9.00HEC
Aunque la selección del este es cuarta en el Grupo I de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA 2014, hay aires de renovado optimismo en el combinado de Kondratyev.
por Denis Orlov
desde Minsk
Bielorrusia, a fuego lento
Georgi Kondratyev se hizo cargo de Bielorrusia en 2011 ©Pressball

Publicado: Martes, 15 de enero de 2013, 9.00HEC

Bielorrusia, a fuego lento

Aunque la selección del este es cuarta en el Grupo I de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA 2014, hay aires de renovado optimismo en el combinado de Kondratyev.

Puede que Bielorrusia no se haya clasificado nunca para un gran torneo, pero el seleccionador Georgi Kondratyev se muestra confiado.

Kondratyev se hizo cargo de Bielorrusia a finales de 2011 tras llevar a su país al tercer puesto en el Campeonato de Europa Sub-21 de la UEFA 2011. Aunque Bielorrusia es cuarto en el Grupo I de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA 2014, hay aires de renovado optimismo en la selección, y es que la talentosa generación de futbolistas también quiere estar en la UEFA EURO 2016.

El combinado de Kondratyev puede que tenga que esperar a esa cita continental, y es que ya está a cuatro puntos de España y Francia en la carrera para estar en Brasil el próximo año. "Nuestras opciones no eran muchas desde el principio. Afrontemos la realidad: tenemos dos rivales extremadamente fuertes en el grupo, y sólo podemos aspirar a la tercera plaza, lo que nos ayudará a mejorar nuestro ránking de cara al sorteo para la UEFA EURO 2016", dijo Kondratyev.

Las palabras de Kondratyev tienen mucho peso en Bielorrusia, después de una trayectoria como jugador en la que estuvo en el FC Dinamo Minsk y jugó en la selección de la Unión Soviética. Inicialmente ayudante de Yuri Kurnenin, asumió el cargo en la sub-21 después de la muerte de su amigo en 2009. Desde entonces ha llevado a la selección a las fases finales de 2009 y 2011, así como a los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Los jugadores que alguna vez dirigió en la selección sub-21, muchos de ellos hombres clave en el FC BATE Borisov, pueden convertirse en el núcleo central del combinado absoluto que dirige Kondratyev. En 2012 probó a 36 jugadores, siete de ellos debutantes, y entre ellos está el jugador bielorruso del año Renan Bressan.

Como resultado de esta nueva afluencia, el futbolista bielorruso más famoso de los últimos tiempos, Aleksandr Hleb, parece haber quedado en un segundo plano. El que fue centrocampista del Arsenal FC y del FC Barcelona está a un buen nivel en el BATE pero sólo ha disputado dos encuentros internacionales en 2012. "Cuando llegué al BATE, Kondratyev me llamó y nos reunimos. Creo que nos entendemos el uno al otro. Estoy listo para cualquier decisión que tome y no me sentiré ofendido, ni enfadado. Kondratyev tiene el derecho de tomar cualquier decisión", apuntó Hleb.

Pero con todo el talento que tiene a su disposición, Kondratyev está impaciente: "En realidad me gustaría que mis chicos pudieran progresar más rápido. Sigo a los jugadores que han sido nuestros rivales a nivel juvenil. Hace tiempo estábamos al mismo nivel de Austria, Escocia, Islandia, Dinamarca… pero ahora veo a algunos jugadores de esos países que están deslumbrando. David Alaba o Christian Eriksen están listos para formar parte de algún gran club. Nuestros futbolistas no crecen con tanta rapidez, incluso algunos de ellos han desaparecido por completo. Eso es triste". 

Última actualización: 15/01/13 9.56HEC

Información relacionada

Perfiles de los equipos

http://es.uefa.com/worldcup/news/newsid=1911756.html#bielorrusia+fuego+lento

  • © 1998-2014 UEFA . Todos los derechos reservados.
  • La palabra UEFA, el logo de la UEFA y todas las marcas relacionadas con las competiciones de la UEFA están protegidas por las marcas registradas y/o por el copyright de UEFA. Se prohíbe el uso de estas marcas registradas para uso comercial. El uso de UEFA.com significa la aceptación de sus Términos, Condiciones y Política de Privacidad.