Walters envía a Irlanda a la EURO

República de Irlanda - Bosnia y Herzegovina 2-0 (global 3-1)
Dos goles del delantero permitieron a la selección irlandesa lograr un convincente triunfo que vale el pase a la UEFA EURO 2016.

Watch Walters' double that clinched Republic of Ireland finals spot
  • La República de Irlanda estará en la UEFA EURO 2016 tras superar con claridad a Bosnia y Herzegovina en Dublín después del empate de la ida
  • Jonathan Walters se convirtió en el héroe de toda una nación al marcar los dos goles del triunfo por 2-0
  • El delantero hizo el primero de penalti y certificó la hazaña de su selección con otro tanto en la segunda mitad
  • Bosnia y Herzegovina volvió a quedarse a las puertas de la que hubiera sido su primera fase final
  • Ambas selecciones lucieron brazaletes negros y se guardó un minuto de silencio por los acontecimientos sucedidos en París.

La República de Irlanda disputará en Francia su tercera fase final del Campeonato de Europa de la UEFA, y la segunda de forma consecutiva, tras vencer por 2-0 a Bosnia y Herzegovina en el partido de vuelta de los play-offs en Dublín gracias a una actuación estelar del delantero Jonathan Walters.

La selección irlandesa salió desde el inicio lanzada a por la victoria, apoyada por un público volcado que abarrotaba el Aviva Stadium de Dublín. Muy pronto, el combinado local comenzó a hacer daño a su rival, sobre todo con las combinaciones por el costado izquierdo de Robbie Brady y Wes Hoolahan.

Todo el peligro irlandés llegaba por la izquierda, y tras una gran combinación, Brady llegó hasta la línea de fondo y envió un centro-chut que Asmir Begović desvió a saque de esquina, no sin mucho esfuerzo. Irlanda no especulaba, y mediante un juego directo llegaba sin demasiado esfuerzo a las inmediaciones de la portería visitante. Mientras tanto, Bosnia y Herzegovina trataba de salir rápido a la contra con la velocidad de sus hombres de arriba, aunque no encontraba la forma de incomodar a la defensa irlandesa. Ni siquiera Edin Džeko, muy desaparecido, era capaz de poner en apuros al portero Darren Randolph.

Los ataques locales seguían, y en uno de ellos, tras un centro de Daryl Murphy, el bosnio Ervin Zukanovic tocó el balón con la mano y el árbitro señaló penalti. Un Jonathan Walters firme y con confianza, engañó a Begović y batió al portero con un tiro ajustado al poste que suponía el gol que daba ventaja en la eliminatoria a Irlanda.

©Sportsfile

El domino irlandés se mantuvo durante el resto de la primera mitad, pero tras la reanudación, Bosnia y Herzegovina reaccionó, sabiendo que el 1-0 le dejaba fuera de la que hubiera sido su primera fase final del Campeonato de Europa de la UEFA. La selección de Mehmed Baždarević adelantó sus líneas, intentando hacer entrar más en juego a Džeko.

Sin embargo, Irlanda no perdía su determinación para atacar, aunque el segundo gol llegó de la forma más sorprendente: aprovechando precisamente el que es el punto fuerte de su rival, las acciones a balón parado. Brady lanzó una falta desde la izquierda, y el balón se paseó frente a los defensores bosnios sin que ninguno consiguiera despejarlo con claridad, hasta que le cayó en el segundo palo a un Walters libre de marca. Sin pensárselo dos veces, el delantero lanzó desde cerca, y Begović no pudo hacer nada para evitar el 2-0.

El gol dejaba a Irlanda muy cerca de la UEFA EURO 2016 cuando solo quedaban 20 minutos para el final del partido, y solo unos instantes después, Shane Long pudo certificar la clasificación cuando encaró la portería bosnia prácticamente solo. El delantero se entretuvo demasiado a la hora de definir, y la defensa visitante pudo evitar el que hubiera sido un gol definitivo.

A la desesperada, Bosnia trató de buscar soluciones moviendo el banquillo, pero Irlanda apenas pasó apuros pese a los intentos en ataque de su rival, con la excepción de un disparo al larguero en el tiempo añadido, y acabó logrando un triunfo convincente. Cuatro años después de disputar la UEFA EURO 2012 en Polonia y Ucrania, el combinado irlandés volverá a competir en Francia cuando hace solo unos meses parecía una misión imposible.

©Getty Images
Arriba