Indicios positivos para el resurgir de España

La era Lopetegui ha comenzado con buenas sensaciones. Italia en octubre medirá el estado real de la selección, pero Daniel Huerta nos ofrece sus primeras impresiones tras jugar con Bélgica y Liechtenstein.

David Silva y Nolito ven como España transmite buenas sensaciones en el inicio de la era de Loptegui
David Silva y Nolito ven como España transmite buenas sensaciones en el inicio de la era de Loptegui ©AFP/Getty Images

Diez goles y cero goles encajados en dos partidos, uno amistoso ante Bélgica y otro oficial contra Liechtenstein. Ese es el inmaculado comienzo de Julen Lopetegui al frente de la selección de España, que el próximo 6 de octubre frente a Italia a domicilio tendrá una prueba al máximo nivel.

El 0-2 frente a los belgas y el 8-0 contra el país centroeuropeo han despertado la ilusión de un combinado nacional venido a menos tras las decepciones sufridas en la Copa Mundial de la FIFA 2014 y la UEFA EURO 2016. No solo los buenos resultados hacen mirar con optimismo el futuro, sino también el buen juego y el hambre por volver a ser el equipo que fue hace no poco tiempo, aquel que dominó el fútbol internacional entre 2008 y 2012.

Un equipo por encima de una selección
Frase del mismísimo Luis Aragonés tras dejar el banquillo español en 2008. Lopetegui, que en su primera convocatoria dejó fuera a hombres ilustres como Iker Casillas, ha dejado claro en sus dos primeras alineaciones que su objetivo es formar un equipo reconocible. Que los aficionados, prensa, reciten un once de carrerilla.

Estilo reconocible pero con variantes
Lopetegui mantiene el fútbol de toque como principal característica del juego, pero a ello exige intensidad para recuperar el balón en posiciones adelantadas y orden, además de mucha movilidad por las bandas y velocidad.

"Podemos jugar de diferentes formas", dijo Lopetegui tras el triunfo contra Liechtenstein. Si ante Bélgica España jugó aparentemente con un 4-1-4-1, frente a Liechtenstein, después de insistir en el primer tiempo con idéntico sistema, varió a un 3-3-3-1 en el segundo. Y del 1-0 al descanso, se pasó al 8-0 final. Es decir, la selección con Julen será fiel a su estilo de juego, pero con variantes tácticas ante los problemas que presenten los rivales.

Diego Costa empieza a disfrutar del juego con España
Diego Costa empieza a disfrutar del juego con España©AFP/Getty Images

Nombres propios
David De Gea es el portero. El elegido por Lopetegui. Pero sin duda, David Silva a la espera del lesionado Andrés Iniesta y Vitolo han sido los hombres que han brillado con luz propia. Liderazgo, asistencias y goles han puesto de manifiesto una vez más la calidad de Silva. Por su parte, Vitolo ha realizado una gran conexión canaria con Silva. Aparte de asistir y marcar con España, el jugador del Sevilla FC ha aportado mucho trabajo, defensivo y ofensivo, y dinamismo por la banda derecha.

Otro nombre propio es el de Diego Costa. Tras quedarse fuera de la UEFA EURO 2016, Julen se ha propuesto que el delantero se integre en el juego español. Y Costa, que jugó bien ante Bélgica y marcó dos goles contra Liechtenstein, se le ve con ganas y hambre. Tampoco se puede olvidar a Koke, inrrelevante cuando jugaba con España y que a dejado buenas sensaciones, y a Sergi Roberto, un todo terreno que dará mucho que hablar en la selección.

Vitolo ha completado dos partidos muy buenos
Vitolo ha completado dos partidos muy buenos©AFP/Getty Images

Datos en breve

  • Silva, con cuatro goles (dos ante Bélgica y dos ante Liechtenstein), suma 28 goles en 105 partidos como internacional. Es el quinto máximo goleador histórico de España
  • Sergi Roberto y Vitolo marcaron frente a Liechtenstein sus primeros goles con la selección
  • Sergio Busquets cumplió contra Liechtenstein 90 partidos como internacional
  • Sául Ñíguez se convirtió en el primer jugador que Lopetegui hace debutar (ante Bélgica).
  • Marco Asensio debutó en partido oficial frente a Liechtenstein tras su buen inicio de temporada en el Real Madrid CF
Arriba