Iago Aspas e Irán dan el primer puesto a España

Un gol en el descuento del delantero y el empate de los iraníes en el otro partido del Grupo B dieron el pase a octavos como primera de grupo a España. El domingo espera Rusia.

Iago Aspas de tacón marcó el gol de la victoria de España
Iago Aspas de tacón marcó el gol de la victoria de España ©Getty Images

España sufrió para empatar 2-2 ante Marruecos en la Copa Mundial de la FIFA 2018, y tras el empate 1-1 entre Portugal e Irán en el otro encuentro, jugará los octavos de final tras acabar primera del Grupo B. Así, los españoles se medirán el domingo a las 16:00 HEC a la anfitriona Rusia en Moscú. 

Fernando Hierro, en su tercer encuentro al frente de la selección, volvió a realizar cambios y por tanto no repitió once. En esta ocasión Thiago Alcántara fue el acompañante de Sergio Busquets en el centro del campo. Por su parte, Herve Renard alineó a un once de garantías a pesar de que su selección estaba ya eliminada.

Después de un dominio absoluto al inicio, Marruecos se adelantó en el 14' cuando un malentendido entre Sergio Ramos y Andrés Iniesta en el centro del campo fue aprovechado por Khalid Boutaib. El delantero del Malatyaspor robó el balón y se plantó cara a cara con David de Gea, al cual batió por bajo. España no tardó en reaccionar, y cinco minutos después, empató tras una gran jugada colectiva, que se culminó con un pase de Iniesta a Isco, que dentro del área fusiló a Munir.

Isco en el momento de marcar el 1-1
Isco en el momento de marcar el 1-1©Getty Images

El 1-1 espoleó a los españoles, que sin embargo, de nuevo pudieron verse por debajo en el marcador tras otro error de concentración. Un saque de banda hizo que Boutaib se volviera a poner delante de De Gea. En esta ocasión, el portero español le ganó la partida. Tras el susto, España continuó dominando y justo antes del descanso pudo marcar el segundo, pero Diego Costa dentro del área solo acertó a rozar el pase de Iniesta.

El guión del segundo acto fue como el del primero, con los españoles llevando el peso aunque con un ritmo menor en su juego. Y con Marruecos rozando el 1-2 tras un potente tiro de Nordin Amrabat que se estrelló en la madera. De Gea acompañó el balón con la mirada. Tras este susto, los hombres de Hierro volvieron a controlar la situación y disfrutaron de dos ocasiones.

David Silva en una acción del partido
David Silva en una acción del partido©Getty Images

Primero el remate de cabeza de Isco fue sacado bajo palos por Romain Saiss mientras que en segundo lugar un cabezazo de Gerard Piqué tras un córner como consecuencia de la acción anterior se marchó rozando el palo derecho de Munir.

España no terminó de cerrar el partido y a poco del final, Marruecos si aprovechó un saque de esquina. En Nesyri, jugador del Málaga, marcó de cabeza en el 81' para dar ventaja a la selección africana. Pero los españoles se volvieron a levantar y en el descuento Iago Aspas de tacón logró el definitivo 2-2 para sellar el primer puesto unico al empate de Irán, también a última hora, contra Portugal. Además, el combinado español logró extender su racha de 23 encuentros seguidos sin perder.

La opinión de Daniel Huerta (@UEFAcomDanielH)
Mar de dudas. Se acrecientan los defectos. Perfectamente ambas frases podrían acompañar al titular de esta crónica. España jugará los octavos de final el domingo frente a Rusia, pero mucho deberá mejorar si quiere seguir aspirando a su segunda estrella. En el sufrido empate contra Marruecos, la selección española evidenció los problemas que viene sufriendo en el Mundial y que ya dejó patente también en los amistosos de preparación previos al torneo. A España le hacen un gol y ocasiones de la nada, mientras que le cuesta un mundo marcar goles. Y si en el fútbol no dominas las dos áreas, el éxito se ve muy lejano.

Arriba