Portugal y Ricardinho conquistan su primer título

El combinado luso se convirtió en el cuarto ganador diferente tras su dramática victoria en la prórroga sobre España logrando su primer título internacional.

Portugal y Ricardinho conquistan su primer título
©Sportsfile

Durante mucho tiempo, Portugal había sido considerada como una de las "cuatro grandes" selecciones de fútbol sala de Europa junto con España, Rusia e Italia, pero hasta 2018 no habían conseguido ningún gran título para demostrarlo.

Había llegado a la final de la Eurocopa de Fútbol Sala de la UEFA de 2010, así como a las semifinales de dos Copas Mundiales de Fútbol Sala de la FIFA, mientras que el Benfica había ganado una Copa de la UEFA de Fútbol Sala y el Sporting CP había sido dos veces subcampeón. Y, por supuesto, tenían quizás a la estrella del fútbol sala Ricardinho. Sin embargo, una vez en Liubliana, Portugal eliminó a Rumania, Ucrania, Azerbaiyán, Rusia y, en la prórroga de la final, los lusos se adjudicaron el campeonato.

Los mejores momentos de la fina: Portugal termina con el reinado de España
Los mejores momentos de la fina: Portugal termina con el reinado de España

De hecho, Portugal fue la única selección que ganó los dos partidos de grupo. Italia ni siquiera logró avanzar en el Grupo A, empatando 1-1 contra Serbia y cayendo 2-1 ante la anfitriona, Eslovenia, después de un gol a última hora de Igor Osredkar. España evitó ese destino en el Grupo D, pero empató 4-4 en el primer choque ante la debutante en la fase final Francia, quién fue por delante con el 1-0, 2-1 y 4-2. Rusia se tambaleó de manera similar, empató 1-1 contra Polonia con un tanto a los nueve segundos del final y también igualó 1-1 frente a Kazajstán, que acabó líder del Grupo B.

En el Grupo C Portugal no tuvo problemas, ya que Ricardinho con una rabona contribuyó al triunfo por 4-1 contra Rumania y contra Ucrania también venció por 5-3. Ucrania remontó un 2-0 en contra para terminar ganando 3-2 a Rumania manteniendo su récord de alcanzar siempre los cuartos de final desde 2001.

Semifinal épica: Kazajstán - España
Semifinal épica: Kazajstán - España

Había sido la fase de grupos con la puntuación más baja y los cuartos de final también fueron difíciles. Rusia eliminó a Eslovenia por 2-0, Kazajstán venció a Serbia por 3-1 y España derrotó a Ucrania por 1-0, su goleador, al igual que ante Azerbaiyán, fue Pola. Portugal, sin embargo, contra Azerbaiyán, a pesar de ir perdiendo, se convirtió en la primera selección en marcar cinco goles en la primera parte de una Eurocopa de Fútbol Sala, logrando finalmente un triunfo por 8-1 con cuatro dianas de Ricardinho.

El torneo realmente cobró vida en las semifinales. Portugal iba perdiendo durante la mayor parte del partido contra Rusia (que había disputado las tres finales anteriores), pero terminó ganando por 3-2. Mientras tanto, España y Kazajstán empataron 4-4 tras los 40 minutos y tras finalizar la prórroga 5-5, el combinado español ganó 3-1 en los penaltis.

Portugal marca ocho
Portugal marca ocho

Rusia se llevó el bronce con una victoria por 1-0 sobre una Kazajstán dirigida por última vez por Cacau (y que había sido tercera en su debut en 2016). Luego, en la final de la Eurocopa de Fútbol Sala, se vendieron todas las entradas situándose la asistencia por encima de los 100.000 aficionados. Ricardinho marcó a los 59 segundos, siendo el más rápido de la historia, antes de que Marc Tolrà y Lin voltearan el marcador a favor de España.

Sin embargo, quedaban menos de dos minutos, cuando Bruno Coelho estableció las tablas para los lusos, no mucho después de que Miguelín golpeara el poste con un penalti para España desde los diez metros. En la prórroga Ricardinho se lesionó, pero a falta de 55 segundos para el final, Portugal dispuso de un penalti desde los diez metros que lo transformó Coelho.

La alegría se apoderó de Portugal y Ricardinho, en su quinta Eurocopa de Fútbol Sala, levantó el trofeo, terminando como máximo goleador con siete goles (convirtiéndose en el máximo realizar histórico de las fases finales con 22) y siendo nombrado Jugador del Torneo. Tras ello, dijo: "Le dije a mi familia que si superábamos las semifinales, ganaríamos este trofeo. Tenía la firme convicción de que era nuestro año".

El reinado de Portugal como campeón durará al menos cuatro años, ya que la fase final se modificó a un torneo bienal como parte de la expansión del torneo de doce selecciones a 16.

Arriba