Pula mete a Rusia en semifinales

Rusia - Serbia 2-1
El tanto del jugador ruso a seis minutos del final clasifica a su selección y deja a Serbia sin la que sería su primera semifinal.

Cirilo levanta los brazos tras el gol del empate de Aleksandr Fukin
©Sportsfile

Pula asestó el golpe decisivo para que Rusia remontase su partido frente a Serbia y se enfrentará a Croacia en las semifinales de la Eurocopa de Fútbol Sala 2012.

Tras una igualada sin goles en la primera parte, Vladimir Milosavac rompió el empate a los cinco minutos de la reanudación. Pero la ventaja fue muy corta porque Aleksandr Fukin igualó poco después, mientras que Pula hizo el gol ganador para acceder a las semifinales ante los anfitriones en Zagreb a las 18:30HEC el jueves.

Bajo los palos, el guardameta ruso Sergei Zuev desvió un disparo de Mladen Kocić. Antes de eso, Serbia tuvo suerte cuando un disparo de Fukin y de Pula fue neutralizado por el meta Miodrag Aksentijević.

El máximo goleador de la fase final Vidan Bojović empezó en el banquillo serbio, pero cuando se incorporó sufrió una dura caída y su participación se limitó en la primera mitad. Antes de su regreso, Slobodan Rajčević salvó un tanto de Cirilo cuando ya creía haber marcado.

Konstantin Maevski envió un balón al larguero al final de la primera parte, y la segunda comenzó con Aksentijević evitando que entrara un tanto de Fukin. Gradualmente el campeón de 1999 empezó a presionar a Serbia pero segundos después de una disparo al poste de Sergei Abramov, Milosavac marcó para los balcánicos.

Aprovechando un mal pase de Konstantin Maevski en la frontal del área, Slobodan Rajčević asistió a su compañero para que finalizara sin problemas la jugada. Pero la ventaja no duró. Tras una jugada de Nikolai Pereverzev, Fukin restauró el empate con un potente disparo que tocó el larguero antes de entrar.

Pula completó la remontada cuando, tras una dejada de Cirilo, marcó en el segundo intento tras detener el portero su primer lanzamiento. Kocić, jugando de portero jugador, mandó el balón al larguero en el último susto para los rusos.

Arriba