"Nos marcamos un objetivo y lo hemos cumplido"

Así calificó un orgulloso Jorge Braz el pase de la selección portuguesa a las semifinales de la Eurocopa de Fútbol Sala de Amberes tras su victoria por la mínima ante Ucrania.

"Nos marcamos un objetivo y lo hemos cumplido"
©UEFA.com

Jorge Braz, seleccionador de Portugal
Siento una gran satisfacción y orgullo por tener este equipo entre los cuatro mejores de Europa. Esto significa mucho trabajo y sacrificio de cada uno. Hemos sido un equipo pragmático en este torneo, el tipo de equipo que uno tiene que ser en un Campeonato de Europa. Nos marcamos un objetivo y lo hemos cumplido, tan simple como eso.

Estuvimos un poco flojos en la primera parte y la calidad de nuestro juego no fue siempre el necesario a este nivel, pero lo compensamos con una gran mentalidad.

Nos dimos cuenta que teníamos que tener más calidad en la segunda parte, y elevamos nuestra intensidad de juego. Cuando esto ocurre normalmente ganamos y éste fue el caso. Si miras lo que ocurrió en los 40 minutos, creo de verdad que merecimos la clasificación para las semifinales. Como he dicho en más de una ocasión, sólo estoy preocupado por mi equipo. Realmente no estoy interesado en si nos medimos a Italia o a Croacia. Jugaremos para ganar, eso es seguro.

Ricardinho, delantero de  Portugal
Antes de nada tengo que decirlo: ¡Lo hemos logrado! Comenzamos el torneo con el objetivo de progresar la fase de grupos y lo hicimos. Después nos dijimos que queríamos ir más allá de los cuartos de final y también nos lo hemos garantizado. Sobre el partido, sabíamos que sería muy complicado, pero los equipos del Este de Europa son así: no tienen piedad y luchan hasta el último segundo. Por suerte Portugal hizo un gran partido.

Nos ayudamos unos a los otros, aunque en la primera parte no siempre fue así, porque estábamos jugando con una gran distancia entre cada jugador. Esto no es bueno en el fútbol sala. En la segunda parte hemos conseguido hacer las cosas bien y fuimos capaces una vez más de dar un motivo de celebración a estos increíbles aficionados que no paran de apoyarnos. Cuando uno llega a esta fase no puede elegir contra quién jugar, si Italia o Croacia. Jugaremos para ganar y eso es lo importante.

Pedro Cary, defensa de Portugal
Fue tan complicado como esperábamos. Teníamos que demostrar mucho respeto hacia Ucrania, una selección muy complicada contra la que jugar. Su juego puede que no sea tan atractivo para mucha gente, pero la verdad es que son muy efectivos y muy duros como rival. No fue un partido bonito de ver, pero ambos equipos demostraron mucho respeto por su contrario.

Cardinal es un goleador letal y fue decisivo para nosotros. Todos los jugadores merecieron muchos halagos por lo que hicieron. Quizás no hayamos conseguido mostrar las cosas buenas que hacemos en los entrenamientos, pero estoy seguro que ocurrirá en el momento adecuado, empezando en las semifinales.

Yevgen Ryvkin, seleccionador de Ucrania
La sensación es de vacío total. Por desgracia nos vamos a casa. Portugal tiene jugadores top y fue complicado jugar ante ellos, pero aún así intentamos competir contra ellos y algunas veces logramos imponer nuestro juego. Me gustaría dar las gracias a los jugadores de Ucrania. Bien hecho. Dieron lo mejor. Pueden irse a casa con la cabeza bien alta.

No hay excusas por los errores cometidos. Fue la clase de partido en la que un solo error puede decidirlo todo. Éste probablemente fue el caso, cuando, como dije, una victoria es para un equipo y una derrota para el entrenador. Por desgracia, no lo hicimos bien cuando tuvimos portero-jugador. Como consecuencia no fuimos capaces de hacer nuestras jugadas habituales y jugar como lo habíamos hecho en los entrenamientos. Un jugador estaba sancionado y otro se lesionó durante el partido.

Denys Ovsyannikov, delantero de Ucrania
Hubiéramos tenido sensaciones positivas si nosotros, y yo en particular, hubiéramos marcado más de un gol y hubiéramos logrado un empate. Pero desde que perdimos el partido, no tenemos otras emociones que no sean negativas. Las jugadas individuales decidieron el partido, especialmente las de Cardinal. No nos superaron, perdimos el partido en los duelos individuales. Aunque también diría que no fue nuestro mejor partido en el torneo.

Nosotros no cumplimos con nuestra tarea porque queríamos alcanzar las semifinales. Pero, ¿cuál es la razón para llorar? La vida sigue. Lo más importante es que jugamos un buen partido para nuestros aficionados para los que jugamos. Jugar en el Campeonato de Europa por sí mismo es un regalo del que no todos pueden presumir.

Arriba