UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

El legado de la Eurocopa en Serbia

El campeonato de fútbol sala que se celebra en Belgrado tendrá un importante legado deportivo y social, y los niños serán los que más se beneficien a largo plazo de su repercusión.

El legado de la Eurocopa en Serbia
El legado de la Eurocopa en Serbia ©UEFA.com

Al hacer pinchar sobre el enlace de la Eurocopa de Fútbol Sala de la UEFA en UEFA.com se abre una ventana a las emociones, el color y toda la acción de los partidos que añaden más cosas a una memorable fase final que ha roto récords de asistencia.

¿Pero cómo se puede asegurar de que el torneo que dura 12 días y 20 partidos no sea una chispa que arda de forma brillante y después se apague? ¿Cómo mantener viva la llama? Este era el reto que tenían la UEFA y la Federación de Fútbol de Serbia cuando unieron sus fuerzas para organizar este evento en Belgrado.

"El objetivo ha sido crear un legado social y deportivo. Eso era algo que yo deseaba, porque me identifico mucho con la filosofía de la UEFA en este tema", comentó Pierre Lienhard, el gerente de proyecto de la UEFA en la Eurocopa de Fútbol Sala de la UEFA 2016.

El resultado ha sido un sinfín de eventos derivados de la fase final en Belgrado, entrelazados con proyectos a largo plazo como la campaña 'My School, My Club' puesta en marcha por la Federación de Fútbol de Serbia (FSS), con el respaldo del Ministerio de Juventud y Deporte y el Ministerio de Educación.

"Nuestro proyecto se ha centrado claramente en los niños. Creamos un programa de colaboración con las escuelas primarias, que tendrán una cooperación con las estaciones de televisión de cuatro ciudades: Belgrado, Kragujevac, Niš y Novi Sad. La interacción con los medios ha sido un factor clave, porque ahí tratamos aspectos sociales como la igualdad de género y la sostenibilidad, junto con los principios de juego limpio y el desarrollo del fútbol sala en el nivel base", expresó Lienhard. 

"Al mismo tiempo, hemos apoyado unos de los principios clave de la Fundación para la Infancia de la UEFA al incluir a niños desamparados en el proyecto".

Muchos de los aficionados que han acudido al Belgrado Arena han hecho una pausa para mirar la colección de fotografías que refleja las condiciones en las que se vive en el campamento de refugiados Za'atari, donde la fundación de la UEFA ha puesto en marcha un proyecto inspirado en el fútbol para hacer la vida más llevadera a los niños que viven en el campamento.

Entre los visitantes han estado algunos escolares que han participado en los proyectos de legado y sostenibilidad que la UEFA ha llevado a cabo en el principal torneo europeo de selecciones de fútbol sala.

Entre ellos estaba un grupo de 40 alumnos del colegio Dositej Obradović, una de las ocho instituciones de la zona de Novi Sad que participan en el proyecto de la UEFA.

Hubo conversaciones y debates sobre cuál de las fotografías tuvo un mayor impacto. Goran, uno de los jóvenes alumnos que habían acudido con el grupo, habló en nombre de muchos cuando comentó: "Había una foto con una bicicleta que me gustó mucho. Me encantaría conocer a estos niños y jugar al fútbol con ellos".

Uno de los resultados que ha arrojado el programa ha sido un torneo para niños de fútbol sala que inicialmente se disputó en colegios y cuyos 'ganadores' se decidían en función de coeficientes de juego limpio en lugar de en los resultados. Una de las reglas de la competición ha sido que al menos dos chicas tenían que estar a la vez en el campo en todo momento.

La culminación ha sido un torneo final de tres horas de duración en el que han participado casi 700 chicos y chicas menores de 12 años procedentes de las cuatro regiones y que ha tenido lugar en la sede de la Eurocopa de Fútbol Sala de la UEFA de 2016, un Belgrade Arena con capacidad para 11.400 espectadores.

En el aspecto educativo, los profesores y los medios han destacado la guía de sostenibilidad basada en datos y cifras relacionadas con cuestiones de protección medioambiental en la vida cuotidiana, una guía en la que los niños han participado con sus dibujos en la versión impresa. Los profesores han incorporado material suministrado por la fundación de la UEFA para crear conciencia sobre los problemas sociales actuales, como la situación de los niños en los campos de refugiados.

"Ha sido importante vincular la Eurocopa de Fútbol Sala con aspectos sociales, económicos y medioambientales para que el torneo pueda dejar un legado y proporcionar una plataforma en la que la Federación Serbia de Fútbol pueda seguir construyendo en cooperación con un número, aún mayor, de partes interesadas", concluyó Lienhard.