UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Bélgica va a por todas

Puede que haya encadenado varias derrotas antes del sorteo de la fase final de este viernes en Amberes, pero el espíritu está alto en el combinado belga de cara al esperado 28 de enero.

Alain Dopchie, seleccionador belga
Alain Dopchie, seleccionador belga ©Sportsfile

Puede que Bélgica haya encadenado varias derrotas antes del sorteo de la Eurocopa de Fútbol Sala de la UEFA de este viernes en Amberes, pero el espíritu está alto en el combinado de cara a la fase final del 28 de enero.

La preparación comenzó en octubre del pasado año con un empate a cuatro ante Holanda, que se clasificó recientemente para la fase final, y tres meses después volvió a empatar, esta vez a dos ante Francia. El mes siguiente visitó a la también finalista Rumanía, con quien cayó por 5-2 y 4-3. En este último duelo llegó a adelantarse por tres veces en el marcador con los goles de Ahmed Sababti y Omar Rahou (2).

El seleccionador Alain Dopchie, que era asistente de Benny Meurs la última vez que Bélgica se clasificó en 2010, comentó acerca de este duelo: "Nuestra primera parte fue la mejor que he visto desde que me convertí en seleccionador. No debemos olvidar que Rumanía está por encima de Bélgica en el ranking mundial. Cuando vi su alegría después de la victoria, sabía que mi equipo se había ganado su respeto".

Sin embargo, los partidos más duros todavía estaban por llegar y en agosto el combinado viajó a Brasil, donde cayó por 5-1 y 6-1 ante el campeón mundial. Esta semana viajó a España, vigente campeón europeo, perdiendo por 5-2 y 8-2 en Ceuta.

En España Dopchie probó a algunos jugadores relativamente nuevos en la plantilla, como Karim Bali, Betinho, Ilias El Attabi y Gil Claes. "Dar la oportunidad a otros jugadores es positivo, así ellos también pueden ganar experiencia. La EURO todavía están un poco lejos, pero todo el equipo ya está trabajando de cara al torneo. Queremos estar muy fuertes allí. Queremos demostrar que el fútbol sala está prosperando en Bélgica".

"Es una oportunidad única. Se convertirá en un evento que nadie querrá perderse. Como anfitriones y clasificados automáticamente ahora podemos medirnos a los mejores equipos de Europa. Será una oportunidad única para promocionar este deporte".