El reto de los árbitros en Amberes

El colegiado inglés Mark Birkett habló con UEFA.com sobre una labor que obtiene premios como dirigir la Eurocopa de Fútbol Sala de la UEFA. Pedro Galán Nieto, por su parte, explicó las novedades.

Mark Birkett (segundo por la derecha) y sus compañeros colegiados durante el Rusia-Holanda inaugural
©Sportsfile

La primera semana de la Eurocopa de Fútbol Sala de la UEFA 2014 en Amberes ha sido agitada para todos los implicados, y no menos importante para los árbitros.

"He estado muy ocupado en este campeonato, y hasta el domingo habré tenido cinco partidos [en seis días]", contó el colegiado inglés Marc Birkett a UEFA.com. "He tenido un día libre desde que llegué, así que he estado muy demandado. Físicamente para los partidos, pero mentalmente consigues llegar a los partidos para pitarlos y ser tú mismo el tercer árbitro de la mesa, pero todas sus funciones cambian. Así que cambiar los roles sin tener que desconectar un día en medio es muy difícil, pero igualmente agradable".

Birkett es uno de los 16 árbitros de las diferentes nacionalidades del torneo, supervisados por cuatro instructores, los propios antiguos oficiales internacionales. "El torneo hasta ahora ha sido una gran experiencia", afirmó Birkett, que también fue árbitro en la Eurocopa de Fútbol Sala de la UEFA de 2012 en Croacia y en la Copa Mundial de Fútbol Sala de Bangkok un año después. "Hemos tenido algunos muy buenos encuentros, algunos muy difíciles. La organización ha sido muy buena, los recibimientos son espectaculares y lo mostrado por la UEFA hacia nosotros ha sido brillante".

Estar juntos en una plaza de hotel durante el torneo sirve para que los árbitros estén a punto en palabras de Birkett: "Estar concentrados es bueno porque estamos los unos con los otros todo el tiempo. Tenemos la oportunidad de relajarnos con nuestros colegas y la oportunidad de hablar sobre los encuentros, pero también es necesario charlar de otras cosas para conocernos entre nosotros un poco más como personas".

"Lo que tratamos de hacer aquí con los programas de entrenamiento y las reuniones técnicas es estar comprometidos como grupo desde primera hora de la mañana hasta el final del día, incluyendo los partidos. Nuestra formación ha sido especialmente diseñada para nosotros como árbitros de fútbol sala para maximizar nuestros esfuerzos del juego. No es sólo la preparación física, sino también la mental, así que nos ayuda a algo que nos conducirá a tener más éxito en el terreno de juego".

Las reuniones previas al torneo han sido una novedad en Amberes, citas entre los instructores de los árbitros y los equipos, algo común en los torneos de fútbol de la UEFA en los últimos años, pero la primera vez en la modalidad de fútbol sala. El instructor de España Pedro Galán Nieto explicó que: "Queríamos que supieran que en noviembre la UEFA organizó un curso con esos árbitros en Bélgica para unificar criterios o las reglas del fútbol sala. Y las mismas instrucciones que les dimos a los árbitros, nos dimos a los equipos".

Birkett añadió que: "Eso definitivamente ayuda y ayuda a construir relaciones entre la familia del arbitraje y la familia de los jugadores. El fútbol sala es más que una familia de todos modos y todos estamos aquí para aprender los unos de los otros para llevar este deporte hacia el sitio que queremos".

Arriba