Entrenadores en buenas manos

Especialistas de 21 países europeos punteros, incluyendo a los seleccionadores participantes en la última Eurocopa de Fútbol Sala, acudieron en Praga al curso piloto de formación de técnicos.

Distingidos invitados en Praga: el observador técnico de la UEFA Javier Lozano, Jorge Braz (Portugal), Venancio Lopez (España), Sergey Skorovich (Rusia) y Roberto Menichelli (Italia)
©FACR

Julio de 2014 marca el lanzamiento de la nueva licencia de entrenador 'B' de la UEFA específicamente diseñada para ofrecer reconocimiento internacional a los técnicos que trabajan en el fútbol sala. La licencia de fútbol sala ha sido presentada a todas las federaciones miembro en una serie de cursos piloto y la secuencia se completó cuando los entrenadores y los formadores de entrenadores se reunieron en Praga la pasada semana.

Al evento de cuatro días atendieron especialistas en fútbol sala de 21 de los países europeos punteros en fútbol sala, entre ellos entrenadores que tres meses antes estaban liderando a sus selecciones en la Eurocopa de Fútbol Sala de la UEFA de 2014 en Amberes.

Como oficial jefe técnico de la UEFA, Ioan Lupescu, explicó el primer día: "el objetivo de este cursos es destacar los elementos claves del curso de la nueva licencia 'B' y dejar claro que la UEFA quiere ofrecer un apoyo a medida a las federaciones miembro que sienten que podrían beneficiarse de consejos expertos externos para mejorar sus estructuras de fútbol sala".

De momento, la mayoría de las federaciones miembro de la UEFA han anunciado su intención de implantar los nuevos cursos para entrenadores de la UEFA de forma inmediata, y el resto lo intentarán hacer en un futuro próximo.

"Este es un gran paso adelante", declaró el segundo vicepresidente del Comité de Fútbol Sala y Fútbol Playa de la UEFA, Petr Fousek, que lideró al equipo de la Federación Checa de Fútbol (FAČR) que estuvo magnifico en la cita de la que fue anfitrión. "Hemos trabajado para esto durante mucho tiempo, y realmente abre una nuevo espacio para este deporte", declaró.

El programa para el curso piloto se basó en temas especiales de gran interés para los formadores de entrenadores que ayudarán a llevar a la vida la nueva licencia de fútbol sala de la UEFA. Pero hubo una sesión en la segunda mañana que los aficionados al fútbol sala y los medios disfrutaron: una mesa redonda con los seleccionadores de las cuatro selecciones mejor clasificadas de la última Eurocopa de Amberes: Jorge Braz de Portugal, José Venancio López de tercera clasificada España, Sergei Skorovich de la subcampeona Rusia, y Roberto Menichelli de la campeona Italia. Los cuatro entrenadores fueron entrevistados por Javier Lozano, dos veces campeón de la Copa Mundial de Fútbol Sala de la FIFA y ganador de tres Eurocopas, un hombre que estuvo presente en Amberes como observador técnico de la UEFA.

El curso se dividió en partes iguales entre presentaciones teóricas y sesiones prácticas en las que participaron jugadores de las categorías inferiores de la República Checa. El contenido es especialmente amplio desde todos los ángulos, como la transmisión de los conocimientos del fútbol sala a los jugadores, los sistemas de juego y las opciones tácticas, las transiciones rápidas, el arte de jugar con (o ante) portero-jugador, los conceptos físicos aplicables al deporte bajo techo, los métodos de diseño y gestión de las sesiones de entrenamiento de fútbol sala, el desarrollo y la aplicación de las habilidades individuales y los parámetros a seguir por los porteros en el fútbol sala, que difieren totalmente del fútbol once.

Las sesiones fuera del campo contaron con la inspiradoras contribuciones de Lozano y Venancio, que hablaron sobre la metodología de enseñanza que cualquier formador de fútbol sala tiene que dominar así como las habilidades tácticas y la capacidad de liderazgo que debe tener en su caja de herramientas cualquier aspirante a entrenador que quiera embarcarse en el mundo del fútbol sala.

"Este evento demuestra que la UEFA predica con el ejemplo. Ha sido una oportunidad maravillosa para compartir conocimientos. La licencia de fútbol sala de la UEFA es un movimiento positivo y democrático, en el sentido que abrirá el juego y que lo hará verdaderamente universal, con la UEFA dispuesta a ayudar a todas las federaciones a continuar mejorando para alcanzar el nivel de los mejore países", apuntó Lozano el último día del curso. 

Anexo

Arriba