Portugal jugará su segunda final europea

Dos goles de André Coelho y otro de Bruno Coelho clasificaron a la selección lusa para la final de la Eurocopa de Fútbol Sala de la UEFA tras una remontada épica contra Rusia en la segunda mitad.

An error occurred while playing the video

message

Next video

Portugal estará en la final de la Eurocopa de Fútbol Sala de la UEFA de 2018 tras voltear el marcador con un doblete de André Coelho y el tercero de Bruno Coelho en la segunda parte ante una selección rusa que fue superior durante la mayor parte de las semifinales.

Rusia comenzó llevando la iniciativa del partido con una presión muy adelantada dificultando la salida de Portugal. En el 3', el combinado ruso marcó el primer tanto de las semifinales tras una recuperación en el campo luso. Eder Lima mandó el esférico al fondo de la red defendida por André Sousa tras una gran asistencia de Robinho.

Bruno Coelho tuvo el primero para el conjunto luso en el Arena Stožice a los 5 minutos del primer acto con un gran lanzamiento desde la frontal del área. A continuación llegó la réplica de Rusia. Robinho se marchó en velocidad de su adversario pero su disparo, tras una vaselina, se estrelló en el palo cuando André Sousa ya estaba batido.

La selección lusa solo llevaba cierto peligro sobre las inmediaciones del portero ruso a través de Ricardinho, aunque se mostró incapaz de superar la gran organización táctica de Rusia. Portugal tuvo el empate a falta de dos minutos del descanso tras una buena triangulación en el centro del campo.

André Coelho empató las semifinales para el conjunto portugués
André Coelho empató las semifinales para el conjunto portugués©Sportsfile

Tras el paso por vestuarios, Rusia comenzó llevando de nuevo el control del juego con grandes acciones de Eder Lima. En esos primeros compases ambos combinados montaron contragolpes con mucha velocidad y verticalidad. En una de estas acciones el conjunto portugués encontró el premio a su insistencia con un golazo de André Coelho desde fuera del área en el 31'.

Portugal empezó a creer en la remontada y lo logró. Tras un saque de esquina de Ricardinho, André golpeó un misil inalcanzable para el portero ruso en el 35'. En el último suspiro del choque, Bruno Coelho estableció el tercero para el combinado luso cuando Rusia buscaba la igualada.

El conjunto ruso terminó presionando a la selección portuguesa logrando el 2-3 definitivo por mediación de Eder Lima. Portugal buscará su primera Eurocopa de Fútbol Sala de la UEFA tras perder la final de 2010 contra España 4-2.

Arriba