Se acaba el sueño de España

Brasil - España 2-2 (Brasil gana 4-3 en penaltis)
Sólo los penaltis alejaron a 'La Roja' de su tercer titulo mundial tras la final disputada en Rio de Janeiro.

Falcão (Brasil) y Álvaro (España)
©AFP

España no pudo reeditar por tercera vez su título en la Copa Mundial de Fútbol Sala de la FIFA después de caer derrotada en la tanda de penaltis ante Brasil en la final disputada en Rio de Janeiro.

Cuarto título brasileño
El país anfitrión no había ganado el torneo en las últimas cinco ediciones. Brasil venció a España en Barcelona en 1996 para conseguir su tercer título, y el equipo europeo tomó venganza de aquella derrota en 2000 en Guatemala antes de derrotar a Italia cuatro años después en China Taipei. Brasil se colocó en dos ocasiones por delante en el marcador, pero Álvaro logró empatar en los últimos minutos del partido. Dos paradas del especialista en los penaltis Franklin en la tanda acabaron con el sueño español de lograr su tercer título.

Duelo familiar
Estos dos equipos no hay duda de que se conocen entre sí. Siete de los 12 jugadores brasileños juegan en el Interviú Madrid y en el ElPozo Murcia FS, por lo que estos equipos poseían a 15 de los 24 jugadores que disputaron la final. De esta manera, no fue una sorpresa que el partido fuera igualado entre dos equipos invictos en los últimos tres años, desde que se derrotaran el uno al otro en dos amistosos disputados en Brasil en diciembre de 2005. El capitán de Brasil, Vinicius Elías, del Murcia, protagonizó la primera gran oportunidad, que fue detenida por el portero del Interviú Luis Amado en la mejor ocasión del partido, mientras que por parte española, el cabezazo de Andreu se fue fuera por muy poco.

Empate de Álvaro
El primer tanto de la final fue para Brasil a los cuatro minutos de la segunda parte, cuando un saque de esquina de Marquinho rebotó en la cara de su colega en el Interviú, Borja, para colarse en la portería. España empató pronto gracias a un potente disparo de Jordi Torras desde la banda izquierda, pero después de dos grandes intervenciones de Amado, Vinicius marcó para llevar el éxtasis a la grada. Sin embargo, Álvaro, a falta de 92 segundos, forzó el tiempo extra y al igual que cuando estos equipos se enfrentaron en las semifinales de 2004, el partido se fue el punto de penalti.

Penaltis
Brasil colocó en la tanda a su portero suplente, Franklin, y detuvo el tercer disparo de España, lanzado por Torras, pero Ari también lo hizo después de una parada de Amado. Sin embargo, Franklin detuvo otro lanzado por Marcelo, que nació en Brasil, para dar a su equipo su cuarta corona mundial. Ahora España tendrá que asegurar su tercer Campeonato de Europa de Fútbol Sala de la UEFA consecutivo, que se disputará en Hungría en 2010, pero la fase de clasificación arranca en marzo.

Arriba