Los Oficiales de Integridad se reúnen en Frankfurt

Alemania albergó el último seminario en donde se subrayó que el amaño de partidos no tiene cabida en el fútbol y que aquellos que sean encontrados culpables serán expulsados del fútbol.

Delegados en el seminario de Oficiales de Integridad celebrado en Frankfurt
Delegados en el seminario de Oficiales de Integridad celebrado en Frankfurt ©UEFA

La UEFA ha expresado su compromiso en eliminar del fútbol el amaño de partidos y la corrupción en su seminario regional de Oficiales de Integridad celebrado en Frankfurt.

Tras un exitoso evento en Skopje (Antigua República Yugoslava de Macedonia) en abril, y en Kiev (Ucrania) a finales de junio, esta vez fue el turno para los Oficiales de Integridad de la UEFA procedentes de Austria, Dinamarca, Finlandia, Islandia, Liechtenstein, Noruega, Polonia, Eslovaquia, Suecia y Suiza de ir a Alemania para la evaluación de la campaña Paneuropea ante el amaño de partidos y para discutir un enfoque común del tema para el futuro.

Los Oficiales de Integridad de la UEFA actúan como oficiales de enlace entre las autoridades del fútbol y las agencias locales de la ley en la sospecha de algún arreglo de partidos. Ambas entidades intercambian información y sus experiencia con la administración de la UEFA, monitorean los procedimientos disciplinarios y coordinan las acciones pertinentes, así como también la organizan programas de educación para los jugadores, árbitros y entrenadores.

La UEFA tiene fondos disponibles todos los años para que cada federación miembro pueda recibir la ayuda necesaria para poder permitirse un Oficial de Integridad. Los Oficiales de Integridad de la UEFA trabajan junto a sus homólogos en las federaciones nacionales, apoyando el funcionamiento en red y supervisando la recogida y el intercambio de información.

El máximo organismo del fútbol europeo ha convertido la lucha contra el amaño de partidos, los fraudes en las apuestas y la corrupción en su prioridad número uno. A los delegados presentes en Frankfurt se les recordaron las palabras del Presidente de la UEFA, Michel Platini, de que el fútbol no sobrevivirá si los resultados se conocen de antemano y que el amaño de partidos es sin duda la mayor amenaza para el bienestar de este deporte. 

La UEFA presentó su sistema de detección de fraude de apuestas, en la que alrededor de 30.000 partidos están siendo monitoreados en primeras y segundas divisiones nacionales y competiciones de copa, así como en competiciones UEFA. También explicó su unidad de educación, para que jugadores, árbitros, entrenadores y administradores sean advertidos de los peligros potenciales si se involucraron en el amaño de partidos. Varias de las federaciones que asistieron también presentaron sus propias actividades en la lucha contra el amaño de partidos.

El oficial de inteligencia de la UEFA Peaker Graham dijo que el deber de la UEFA proteger el juego del amaño de partidos. "Seguimos una política de tolerancia cero. Cualquiera que sea hallado culpable de amaño de partidos, será expulsado del fútbol para toda la vida". Explicó también que todos los partidos deben ser jugados en un espíritu de igualdad y respeto, con el resultado determinado únicamente en los méritos de los equipos participantes, y con el resultado del partido pudiéndose decidir hasta el pitido final del partido.

Peaker explicó que la UEFA también está trabajando estrechamente con las autoridades de los países, y que ha abierto una línea telefónica para informar de la plataforma y que las personas puedan ponerse en contacto con la UEFA si tienen información sobre el amaño de partidos. Se está instando a los jugadores y árbitros que fueron consultados para que den una visión del amaño de partidos, ya sea a la UEFA o a las federaciones miembro.

El oficial de integridad de la UEFA Urs Kluser enfatizó en el mismo mensaje asegurando que cualquier persona que sea descubierta en la trama de amaño de partidos será castigada con sanciones severas. Él agradeció la dedicación a los oficiales de integridad y el trabajo profesional y la cooperación realizada con las autoridades estatales.

Arriba