El Congreso adopta una resolución contra el racismo

La UEFA ha emitido una resolución que subraya el compromiso de fútbol europeo contra el racismo durante el XXXVII Congreso Ordinario de la UEFA en Londres.

El Congreso adopta una resolución contra el racismo
El Congreso adopta una resolución contra el racismo ©UEFA.com

La UEFA ha adoptado una resolución que enfatiza la intención del fútbol europeo de eliminar el racismo de este deporte.

La resolución, titulada el fútbol europeo unido contra el racismo, adoptada en el XXXVII Congreso Ordinario de la UEFA que se ha celebrado el viernes en Londres, apunta a que la UEFA y sus federaciones intensificarán sus esfuerzos para erradicar el racismo del fútbol. Se insta a jugadores y entrenadores a que contribuyan en esta campaña mientras que se pide a los árbitros que incluso abandonen los encuentros en caso de incidentes racistas. Como parte de la estrategia de tolerancia cero del racismo, se exigen graves sanciones para todos aquellos oficiales, jugadores y aficionados que pongan en práctica algún comportamiento racista.

Esta es la última acción de la lucha del fútbol contra el racismo. En marzo, el Consejo Estratégico del Fútbol Profesional (PFSC), en el que están representadas las federaciones nacionales (UEFA), los clubes (ECA), las ligas (EPFL) y los jugadores (División Europa de la FIFPro) aprobó por unanimidad un documento conjunto que incluye un plan conjunto de acción concreta para proteger la integridad del fútbol.

La resolución del Congreso fue ratificada por el Comité Ejecutivo de la UEFA en su reunión de Londres de esta semana. El reglamento disciplinario de la UEFA para la temporada 2013/14 también ha recibido el visto bueno por parte del Comité Ejecutivo esta semana y ha sido revisado para incluir sanciones más duras contra el racismo.

"Está claro que las federaciones miembro de la UEFA y de otras partes interesadas en la familia del fútbol son unánimes en que tenemos que hacer más para hacer frente a este problema. La UEFA tomará la iniciativa en la actuación para erradicar el racismo del fútbol con [esta] resolución", destacó el Secretario General de la UEFA Gianni Infantino.

"Estamos convencidos de que nuestras acciones hablan más que las palabras, y contamos con las federaciones miembro de la UEFA no sólo para apoyar esta resolución, también para su aplicación en la práctica. Este es un problema real... y creo que hablo en nombre de todos y cada uno de nosotros cuando digo que es hora de poner fin al racismo de una vez por todas".

La resolución adoptada por el XXXVII Congreso Ordinario de la UEFA es:

• Los Estatutos de la UEFA establecen que uno de sus objetivos clave es promover el fútbol por toda Europa en un espíritu de paz, entendimiento y juego limpio, y sin discriminación de ningún tipo.

• Asimismo, los 11 valores clave de la UEFA contienen el compromiso de que la UEFA adoptará un planteamiento de tolerancia cero hacia el racismo.

• Estos 11 valores declaran que el fútbol debe dar ejemplo. El fútbol une a la gente y trasciende las diferencias. El respeto es por tanto un principio clave de nuestro deporte.

• En ese contexto, el fútbol europeo está unido en su firme creencia de que el racismo y demás formas de discriminación deben ser expulsados del fútbol de una vez por todas.

• La UEFA y sus federaciones miembros resuelven por el presente documento redoblar sus esfuerzos por erradicar el racismo del fútbol. Deben imponerse sanciones más estrictas a toda forma de comportamiento racista que afecte al juego.

• Los árbitros deben detener, suspender temporalmente o incluso dar por finalizado un partido si se producen incidentes racistas. Según los tres pasos propuestos por la UEFA, el partido primero se interrumpirá y se emitirán las pertinentes advertencias por megafonía. De continuar el problema, en segundo lugar el juego se suspenderá durante un periodo de tiempo determinado. En tercer lugar, tras efectuar la necesaria coordinación con las fuerzas de seguridad, el partido se dará por terminado si el comportamiento racista no cesa. En tal caso, el equipo responsable perderá el encuentro.

• Aquellos jugadores o representantes del equipo que sean declarados culpables de comportamiento racista sufrirán una sanción mínima de diez partidos (o el periodo correspondiente en el caso de los representantes del club).

• Si los seguidores de un club o de una selección adoptan comportamientos racistas, la sanción aplicable a una primera infracción será el cierre parcial del estadio, concretamente de la zona en la que se produjeron los incidentes de racismo. La sanción aplicable a una segunda infracción será el cierre total del estadio y una multa. Por otro lado, los seguidores que sean declarados culpables de comportamiento racista deberán ser sancionados por las autoridades estatales con la prohibición de asistir a futuros partidos.

• Clubes y federaciones nacionales están obligados a llevar a cabo programas de concienciación para combatir el racismo. Además, las sanciones disciplinarias aplicadas a toda conducta racista deben ir acompañadas de tales programas de concienciación, que las organizaciones antirracistas pueden ayudar a impartir. La educación contribuirá a abordar el problema, tanto en el fútbol como en la sociedad en general.

• Jugadores y entrenadores también deben ser líderes en la lucha contra el racismo. Deben pronunciarse en su contra, porque es parte de su deber para con el fútbol.

 La UEFA está plenamente comprometida con estas políticas de concienciación y fuertes sanciones, y todas las federaciones miembros apoyan la implementación de políticas similares ajustadas a sus propias circunstancias domésticas. El fútbol gira en torno al liderazgo, dentro y fuera del campo. El fútbol europeo está unido contra el racismo. Paremos el racismo. Ahora.