UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Presidente de la UEFA - La unidad del fútbol es vital para afrontar los retos

El Presidente de la UEFA, Aleksander Čeferin, ha aclamado la respuesta unida del fútbol europeo a los diversos retos a los que se ha enfrentado el fútbol durante los dos últimos años de turbulencias y crisis.

En su discurso ante los delegados de las 55 federaciones miembro de la UEFA y otras partes interesadas del fútbol en el 46º Congreso Ordinario de la UEFA celebrado el miércoles en Viena, el Presidente de la UEFA Aleksander Čeferin subrayó los alentadores éxitos logrados en circunstancias difíciles a lo largo de un periodo extraordinario.

Čeferin expresó su firme convicción de que el fútbol seguirá siendo la prueba de que "un mundo diferente es posible, un mundo de resiliencia y esperanza, en el que no todo está dictado por el poder, el beneficio o el cinismo".

El fútbol se ha mantenido en pie

El Presidente de la UEFA se refirió a la solidaridad demostrada por la comunidad futbolística en su respuesta al impacto de la pandemia del COVID-19, así como a la amenaza de una supuesta Superliga Europea disidente, que surgió el año pasado antes del Congreso de la UEFA en Montreux.

"Estoy orgulloso de haber tenido la oportunidad de trabajar junto a muchas grandes mujeres y grandes hombres en los últimos dos años", dijo Aleksander Čeferin.

"En la adversidad nos mantuvimos fuertes. Juntos encontramos las soluciones que necesitábamos. Cuando nos mantenemos unidos, somos imbatibles, y la sociedad también gana".

Čeferin describió la fallida aventura de la Superliga como "un intento descarado de un puñado de oligarcas y aristócratas del fútbol de lanzar un proyecto que habría pisoteado todos los valores del fútbol europeo y de la sociedad europea".

Logros audaces y decisiones creativas

El Presidente de la UEFA recordó cómo en 2020 la UEFA dejó de lado sus propios intereses y aplazó todas sus competiciones, permitiendo que se completaran las competiciones nacionales en Europa. Destacó la creatividad mostrada por la UEFA para modificar su calendario y adaptar los formatos de las competiciones en un tiempo récord, ideando una 'final a ocho' para la UEFA Champions League y la UEFA Europa League.

El fútbol salió ganador, subrayó, "cuando la UEFA consigue organizar una EURO masculina durante una crisis sanitaria sin precedentes en once países, cuando la UEFA invierte cinco veces más en la EURO Femenina que en el ciclo anterior, cuando la UEFA se arriesga a ajustar su formato de UEFA Women's Champions League, centraliza sus derechos y llena los estadios con más de 90.000 espectadores para ver una competición con un potencial increíble".

El Presidente de la UEFA también recordó que, en medio del escepticismo generalizado, esta temporada la UEFA ha lanzado con audacia otra nueva y diversa competición de clubes, la UEFA Europa Conference League, "una competición que vive y respira el tipo de fútbol que amamos, y que nos recuerda el fútbol de los años 80".

Una buena gestión financiera y una ayuda dispuesta

El período COVID, explicó Čeferin, no sólo ha visto a la UEFA cumplir con todos sus pagos de solidaridad durante una crisis económica sin precedentes, sino que también ha realizado pagos por adelantado para aliviar la presión sobre las federaciones nacionales y los clubes en dificultades.

La UEFA, continuó, se había comprometido solemnemente a aumentar los pagos de solidaridad a sus federaciones miembro para el próximo ciclo, especialmente a través del programa de desarrollo HatTrick, así como sus pagos a los clubes, independientemente de que se clasificaran para sus competiciones.

El fútbol se benefició, dijo, "cuando la UEFA gestiona sus finanzas con tanto rigor que puede reinvertir más del 97% de sus ingresos en el fútbol y gastar menos del 3% de sus ingresos totales en gastos operativos".

Escuchar y defender los intereses generales

Čeferin elogió el "incesante" trabajo que se está llevando a cabo para garantizar que la EURO 2024 en Alemania sea una EURO única, accesible y sostenible, basada en la humanidad y la solidaridad, y expresó su gratitud por las estrechas relaciones que se están estableciendo con la Asociación Europea de Clubes, "[estableciendo] una visión pacífica para el fútbol de clubes en la próxima década".

En cuanto al juego limpio financiero, Čeferin se congratuló del apoyo prestado a la UEFA por todas las partes interesadas del fútbol europeo para una importante revisión del sistema, "con el fin de salvaguardar el futuro a largo plazo del fútbol de clubes, estimular la inversión y restablecer el equilibrio económico".

El anuncio de ayer de la UEFA sobre el formato final y la lista de acceso para sus competiciones de clubes a partir de la temporada 2024/25 también había seguido una fructífera consulta dentro de la comunidad futbolística europea. "Cuando la UEFA escucha a la mayoría de los clubes, aficionados y entrenadores y traza una línea de una vez por todas bajo la noción de clasificación para las competiciones de la UEFA sobre la base de los coeficientes el fútbol es el ganador", aseguró Čeferin.

"Como órgano de gobierno con el deber y la responsabilidad de defender el interés general y no los intereses de una minoría, hemos decidido, junto con la ECA y los clubes, mantenernos fieles a nuestros principios de mérito deportivo...y el propósito por encima del beneficio".

El Presidente de la UEFA explicó que la UEFA ha tenido en cuenta la lealtad de los aficionados al regalarles unas 20.000 entradas para algunas de las finales de las competiciones de clubes de esta temporada, "en reconocimiento a su lealtad", y al mismo tiempo ha hecho un descuento en 10.000 entradas para la final masculina de la UEFA Champions League.

Čeferin también tuvo tiempo para recordar cómo las asistencias médicas fueron cruciales para salvar la vida del jugador danés Christian Eriksen durante el partido de la UEFA EURO 2020 del pasado mes de junio contra Finlandia. "Cuando la UEFA adopta protocolos médicos estrictos que pueden salvar la vida de un jugador que sufre una parada cardíaca en el campo, el fútbol, y la vida, salen ganando", afirmó.

El cuidado del fútbol mundial

Čeferin se congratuló de la alianza estratégica formada con la confederación sudamericana CONMEBOL "para celebrar los más de 50 años de amistad entre el fútbol europeo y sudamericano. No es una alianza contra nadie. Es una alianza por el bien del fútbol".

La UEFA había demostrado su solidaridad con el resto de sus confederaciones hermanas, ya sea a través del programa UEFA Assist, la Academia de la UEFA y la Fundación para la Infancia de la UEFA, o simplemente acordando reducir la proporción de equipos europeos en el Mundial a partir de 2026 para mejorar el equilibrio entre los continentes.

Un espíritu unido

Volviendo al frustrado plan de la Superliga, Aleksander Čeferin saludó el espíritu de unidad mostrado por las federaciones miembro, los clubes, las ligas, los jugadores, los entrenadores, los aficionados, los socios comerciales y televisivos, el COI, las autoridades políticas de la UE y los gobiernos europeos al "oponerse a un plan arrogante y despectivo ideado por un puñado de multimillonarios que no pueden aceptar el concepto de que, en el campo de fútbol, como en la vida, puedes perder contra alguien más pequeño que tú".

El fútbol, añadió, sólo puede beneficiarse de que la UEFA inicie un debate sobre su modelo de gobernanza con todos los socios y partes interesadas del fútbol, en particular a través de la Convención sobre el Futuro del Fútbol Europeo lanzada en septiembre del año pasado.

Afrontar los problemas con honestidad

Aleksander Čeferin subrayó que, junto a todos estos avances positivos, también era importante reconocer los fallos y los éxitos. "Todavía tenemos muchos problemas que resolver para que nuestro deporte sea un modelo a seguir y una mayor fuente de inspiración de lo que es hoy", reflexionó.

La violencia en los partidos de fútbol sigue siendo un problema importante. "Cuando una familia va a ver un partido de fútbol, es el momento de divertirse y disfrutar, la gente debe sentirse segura en un estadio de fútbol y en sus alrededores. Nunca deberían sentirse en peligro", explicó.

El Presidente de la UEFA afirmó que hay que hacer más para promover e integrar a las minorías en el fútbol a todos los niveles. "Afirmar que no hay racismo o discriminación en el fútbol no es cierto. Existe en el fútbol como en el resto de la sociedad. Depende de nosotros abordar esta cuestión de frente", subrayó.

"También tenemos que cuidar la salud física y mental de los jugadores. Debemos tomar medidas para evitar que sean maltratados en las redes sociales, debemos ofrecerles apoyo psicológico para ayudarles a lidiar con la presión a la que están sometidos".

Čeferin fue inequívoco en cuanto a la necesidad de garantizar que todo el mundo tenga una oportunidad en el fútbol: "Que los pequeños puedan seguir jugando contra los gigantes, y a veces sorprender al mundo ganándoles. Eso es lo que hace que el fútbol sea un juego tan fantástico".

El fútbol aporta esperanza y puede marcar la diferencia

Los dirigentes del fútbol "deben tener mucho cuidado de no morder la mano que les da de comer. Si sus exigencias van demasiado lejos, corren el riesgo de destruir el pacto social en el que se basa nuestro deporte", añadió Aleksander Čeferin para terminar.

"Cuando el fútbol demuestra que un mundo diferente es posible, un mundo de resiliencia y esperanza, en el que no todo está dictado por el poder, el beneficio o el cinismo, la sociedad en su conjunto sale ganando".

"Cuando el fútbol puede contar con líderes como ustedes", dijo a los miembros del Comité Ejecutivo de la UEFA y a los delegados de las federaciones nacionales presentes en Viena, "entonces sé que nuestro deporte está en buenas manos. Espero que, juntos, podamos seguir asegurando que el fútbol, nuestro fútbol, sea el ganador durante muchos años".