Explicación de las decisiones del VAR en el Schalke-Manchester City

El protocolo VAR aplicó correctamente dos decisiones de señalización de penalti en el partido de octavos de final aplicando la "precisión sobre la velocidad".

©UEFA.com

Dos revisiones del VAR otorgaron sendos penaltis durante el partido de ayer de la UEFA Champions League entre el FC Schalke 04 y el Manchester City FC (2-3).

Ambas acciones se desarrollaron durante un periodo aproximado de 10 minutos en el cual un problema técnico experimentado por el proveedor técnico del VAR afectó a la capacidad de proporcionar imágenes de repetición al área de revisión del árbitro en el terreno de juego.

Cuando ocurre un problema del funcionamiento en el sistema, el protocolo de la IFAB permite que el VAR describa al árbitro lo que se puede ver en la(s) repetición(es) de la televisión pero no le dice la decisión que se debe tomar. Entonces, el árbitro toma una decisión final basada en su propia percepción y en la información recibida oralmente del VAR.

En los que respecta a la primera decisión, la imposibilidad de acceder a las repeticiones de la acción en el área de revisión del terreno de juego llevó a un retraso para tomar la decisión correcta de otorgar un penalti por una mano, mientras que el VAR describió oralmente la situación al árbitro para permitirle tomar una decisión final, y para que luego el árbitro proporcionase una explicación a los dos capitanes de los equipos para aclarar las circunstancias respecto al área de revisión en el terreno de juego y el proceso para tomar la decisión.

La segunda decisión también se tomó correctamente en base a las Reglas del Juego (Regla 11 – El Fuera de Juego) que estipula: "si un jugador en una posición de fuera de juego se mueve hacia el balón con la intención de jugar el balón y se le comete una falta antes de jugar o intentar jugar la pelota, o desafiando al oponente por el balón, la falta es penalizada como ocurrió antes de la acción del fuera de juego".

En las imágenes de arriba, tomadas exactamente en el mismo momento pero desde dos ángulos diferentes, muestran claramente que se comete una falta dentro del área antes de que el jugador del Schalke incluso pueda intentar jugar el balón y, por lo tanto, dicha acción debe ser castigada con el lanzamiento de un penalti.

Sobre estas dos decisiones, el Director de Arbitraje de la UEFA Roberto Rosetti aseguró que: "Me complace que, incluso sin la posibilidad de que el árbitro revisara los incidentes con sus propios ojos, la excelente cooperación del equipo de árbitros llevó a que se tomaran las decisiones correctas".

"También debe subrayarse que, como se describe en el protocolo VAR, la precisión siempre es, en principio, más importante que la velocidad cuando se toma una decisión. Claramente, los problemas técnicos de la noche anterior tuvieron un gran impacto en el tiempo necesario para tomar decisiones, pero somos conscientes de que reducir el factor tiempo es clave para el éxito del VAR y estamos haciendo todo lo posible para que las revisiones sean lo más rápidas y eficientes posibles".

"Sin embargo, lo que en última instancia queremos es tomar decisiones correctas en situaciones tan cambiantes y esto es lo que obtuvimos ayer".

La UEFA también abordará el asunto con su proveedor técnico del VAR para garantizar que dicho error no vuelva a ocurrir en el futuro.

Arriba