Escuchar a las federaciones nacionales

En su columna editorial en la última edición de la publicación oficial UEFA•direct, el Presidente de la UEFA Michel Platini explica el propósito del diálogo fructífero entre la UEFA y sus 53 federaciones miembro.

La UEFA celebró una reunión estratégica con los presidentes de las federaciones y sus secretarios generales en el mes de septiembre en Chipre
La UEFA celebró una reunión estratégica con los presidentes de las federaciones y sus secretarios generales en el mes de septiembre en Chipre ©UEFA.com

En su columna editorial en la última edición de la publicación oficial UEFAdirect, el Presidente de la UEFA Michel Platini explica el propósito del diálogo fructífero entre la UEFA y sus 53 federaciones miembro.

"Gobernar es planificar el futuro", apuntaba la periodista y política Emile de Girardin en referencia a un arte que sin duda es más complicado a día de hoy de lo que lo era en el siglo XIX desde que los cambios, normalmente repentinos y rápidos, son una característica de nuestro actual mundo.

Echando la vista aún más atrás, otro renombrado político como era Cardinal Richalieu comentó que para gobernar bien un país es necesario escuchar mucho. Este consejo sigue siendo igual de valioso actualmente y se aplica tanto a los organismos deportivos como a los estados así como a cualquier forma de gobierno democrático.

Ciertamente se aplica a la UEFA, cuyos líderes, los miembros del Comité Ejecutivo, son los representantes elegidos por las federaciones nacionales. Como tal, el Presidente tiene el deber a escuchar a aquellos que lo eligieron para asegurar que las decisiones que toman están en línea con los deseos de la mayoría y, en particular, están siempre en el interés general.

Las asociaciones nacionales no gozan de la escasez de oportunidades para hacer oír sus opiniones, ya sea en los Congresos de la UEFA o en las reuniones de los comités, a través de correspondencia o durante las visitas a la Casa del Fútbol Europeo, cuyas puertas siempre están abiertas para ellas.

Incluso, pensamos que sería valioso aportar un foro adicional de discusión, algo menos formal que un Congreso de la UEFA pero más amplio que los grupos de discusión pequeños o individuales. Esta fue la idea detrás de la estratégica reunión de presidentes y secretarios generales que tuvo lugar en Chipre en septiembre, cuando el Comité Ejecutivo pudo escuchar qué tenían que decir los líderes de las federaciones nacionales sobre varios asuntos que afectan al fútbol europeo y su futuro.

Estos puntos de vista y opiniones servirán ahora como pautas en el proceso de toma de decisiones. La reunión de Chipre, valorada como una experiencia constructiva para todo el mundo que tomó parte en ella y que sería interesante repetir, no ha sido ni la primera ni la última de esta clase.

Arriba