El presidente de la FIGC visita la UEFA

El máximo mandatario de la Federación Italiana de Fútbol, Carlo Tavecchio, visitó la Casa del Fútbol Europeo en Nyon y habló sobre sus positivas relaciones con la UEFA.

Michel Platini junto al presidente de la FIGC Carlo Tavecchio
Michel Platini junto al presidente de la FIGC Carlo Tavecchio ©UEFA

El presidente de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) Carlo Tavecchio ha visitado la Casa del Fútbol Europeo en Nyon.

Tavecchio, que estuvo acompañado por una delegación que incluía al CEO de la FIGC Michele Uva, se reunió con el Presidente de la UEFA Michel Platini y los directivos de las federaciones miembro absolutas de la UEFA para charlar sobre temas relacionados sobre la evolución del fútbol europeo y la relación de larga duración entre la UEFA y la federación italiana, miembro fundador del organismo europeo en 1954.

Después de estudiar para convertirse en contable, Carlo Tavecchio comenzó a trabajar en el sector bancario antes de ser nombrado alcalde de la ciudad norteña de Ponte Lambro, cerca de Como, cuando únicamente tenía 33 años, en 1976. Estuvo en el cargo hasta 1995. Comenzó a trabajar con la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) en 1987 como consejero regional de la Lega Nazionali Dilettani (LND), la Liga Nacional Aficionada, y se convirtió en presidente nacional del mismo cuerpo en 1999. En 2007 Tavecchio fue vicepresidente de la FIGC y miembro del Comité de Fútbol Juvenil y Aficionado de la UEFA. Fue elegido como presidente de la FIGC el pasado mes de agosto.

"He sido amigo de Michel Platini desde hace algunos años, y siempre he disfrutado de una relación muy cordial con él. Las conversaciones de hoy han sido un presagio de un futuro positivo tanto para la UEFA como para la federación italiana", aseguró UEFA.com.

La FIGC fue fundada el 16 de marzo de 1898 en Turín. Durante mucho tiempo, las selecciones italianas, sus clubes y una gran cantidad de jugadores de renombre y entrenadores han actuado con gran distinción en el mundo y en el concierto del fútbol europeo. Y el país ha dejado una marca indeleble en los anales del juego. Cuatro títulos de la Copa Mundial de la FIFA (1934, 1938, 1982, 2006) y una EURO, en 1968, aparecen en la lista de honores de Italia.

En categorías inferiores, la selecciones de Italia han ganado el Campeonato de Europa Sub-21 de la UEFA en 1992, 1994, 1996, 2000 y 2004; el Campeonato de Europa Sub-19 en 2003; el sub-16 (ahora sub-17) en 1982 y 1987; y el Torneo Internacional Juvenil de la UEFA de 1958. Además, los clubes del país han logrado 44 títulos en las competiciones europeas: el AC Milan lidera esa lista con 17, seguido de la Juventus (once), el FC Internazionale Milano (ocho), el Parma FC (cuatro), la SS Lazio (dos) y el SSC Napoli y la ACF Fiorentina (uno).

Carlo Tavecchio dijo que es consciente de la importancia que tiene la relación futbolística entre la UEFA y la federación italiana. "Italia es una de las naciones deportivas 'cuatro estrellas', si recordamos el pasado y miramos al presente. Creo que la relación con la UEFA es importante, porque la UEFA es el punto central del fútbol mundial, y es la "figura materna" de nuestras estrategias deportivas. La UEFA ha ayudado a dirigir el fútbol a nivel mundial".

El presidente de la federación italiana recibió con agrado el impacto positivo que está teniendo el programa de asistencia HatTrick de la UEFA en las federaciones nacionales europeas, financiando sus programas de desarrollo. "Este programa ha dado muchas satisfacciones a Italia. El programa es importante porque ayuda al crecimiento de las federaciones", señaló.

La condición de Italia como potencia futbolística (el deporte rey tiene una gran popularidad en este país) hace que la mayor motivación de Tavecchio al frente de la federación sea la de llevar hacia delante al fútbol italiano. "El fútbol es la base de tiempo libre de los italianos. El 80% de los italianos hablan de fútbol en su tiempo libre. Tenemos más de un millón y medio de personas activas en el fútbol, así que creo que estoy representando a un país importante dentro de la UEFA".

Además de los importantes retos futuros, como el ayudar a la creación de una base financiera sólida y saludable, la promoción de las categorías inferiores y el cuidado de las positivas relaciones con otros países, Tavecchio tiene el mismo sueño que millones de italianos locos por el fútbol: ganar su segundo título de la EURO, el primero en 50 años, el próximo verano en Francia. "Me gustaría ganar el Campeonato de Europa. No será fácil, porque jugaremos en Francia, un país de fútbol muy importante, y un gran número de equipos quieren hacerlo bien. Será muy complicado, pero esperemos que así sea…".

Arriba