Visita de Liechtenstein

El presidente de la federación Hugo Quaderer visitó la Casa del Fútbol Europeo en Nyon y destacó los retos futuros a los que se enfrenta en los próximos años.

Michel Platini (izquierda) y el presidente de la Federación de Fútbol de Liechtenstein Hugo Quaderer
Michel Platini (izquierda) y el presidente de la Federación de Fútbol de Liechtenstein Hugo Quaderer ©UEFA

El nuevo presidente de la Federación de Fútbol de Liechtenstein (LFV), Hugo Quaderer, ha visitado la Casa del Fútbol Europeo en Nyon.

Hugo Quaderer y el secretario general de la federación Ronald Ospelt tuvieron conversaciones con el Presidente de la UEFA Michel Platini y otros oficiales de la UEFA sobre el desarrollo del fútbol en el principado de cerca de 37.000 habitantes, que está situado entre Austria y Suiza.

Hugo Quaderer, elegido en marzo de este año, fue miembro del gobierno del principado de Liechtenstein desde 2005 a 2013, y entre otras funciones ocupó el puesto de ministro de deportes. Actualmente es director ejecutivo de una compañía de comunicación en Liechtenstein, y lleva ligado al fútbol desde su juventud.

"Es obviamente un gran placer y un honor el haber sido invitado a venir a la UEFA y reunirme personalmente con Michel Platini. Aprecio mucho este cordial recibimiento y el informal intercambio de opiniones. Hablamos de varias cosas, por ejemplo de cómo está organizada la UEFA, de lo que me interesa a mí en concreto como nuevo presidente de una federación, y también de varios proyectos que se están llevando a cabo en Liechtenstein", dijo Quaderer a UEFA.com.

La LFV, fundada en 1934, se unió a la FIFA y a la UEFA en el año 1974. La selección nacional absoluta ha participado en las fases de clasificación para el Campeonato de Europa de la UEFA y para la Copa Mundial de la FIFA desde 1994, y la federación cuenta con más de 1.900 futbolistas federados de ambos sexos y de todos los grupos de edad.

Siete clubes del principado compiten en las distintas ligas de Suiza. El FC Vaduz, el FC Balzers, el FC Triesen y el FC Schaan fueron fundados en 1932, y después se les unieron el FC Ruggell (1958), el FC USV Eschen-Mauren (1963) y el FC Triesenberg (1972). El FC Vaduz, el club de la capital, está actualmente en la máxima categoría suiza, la Super League. Los siete clubes participan con su primer equipo y el equipo reserva en la Copa de Liechtenstein, que la LFV organiza cada año desde 1946.

Liechtenstein cuenta con un excelente estadio, el estadio Rheinpark en Vaduz, construido cumpliendo las especificaciones de la FIFA y la UEFA e inaugurado en 1998, con una capacidad de 6.127 espectadores. En 2003 la UEFA encargó a la LFV la organización del Campeonato de Europa Sub-19 de la UEFA. Cinco años más tarde, el Comité Ejecutivo de la UEFA celebró una reunión en Vaduz, y nombró a Liechtenstein anfitriona del Campeonato de Europa Sub-17 de la UEFA de 2010. Además, la proximidad geográfica de Liechtenstein con Austria y Suiza también hizo posible que se celebraran allí algunos eventos con motivo de la UEFA EURO 2008.

Una pequeña federación nacional como la LFV saluda con satisfacción las infraestructuras y el apoyo deportivo dado por la UEFA como parte de su programa de asistencia integral HatTrick. "Este apoyo es ideal para nosotros porque somos capaces de emplear estos fondos de manera provechosa. Estamos extremadamente agradecidos. Sin esta financiación no seríamos capaces de organizar la federación de la forma en la que lo hacemos en este momento", explicó Quaderer.

El presidente de la LFV dio tres ejemplos de los futuros planes y objetivos de la federación. "Primero, y desde un punto de vista deportivo, la [próxima] UEFA Nations League será todo un reto porque tendremos la oportunidad de medirnos a selecciones de un nivel similar. En segundo lugar estamos comenzando el trabajo de desarrollo del fútbol femenino. Sólo hemos participado en un torneo de desarrollo sub-16 [en Montenegro] y continuaremos nuestro trabajo con la posible perspectiva de la formación de una selección femenina en el futuro. En tercer lugar, nos gustaría establecer un centro técnico en Liechtenstein, con sus propias instalaciones de entrenamiento. Esperamos que podamos alcanzar este proyecto en los próximos tres o cuatro años".

El fútbol en Liechtenstein está construido sobre bases sólidas y Hugo Quaderer y su equipo tienen objetivos realistas de cara al futuro. Un deseo particular es que al menos un jugador de Liechtenstein de cada grupo de edad se convierta en futbolista profesional. "Si podemos alcanzar esto sería un gran éxito para nosotros", concluyó el presidente de la LFV.

Arriba