Orgullo europeo en el Mundial - Aleksander Čeferin

Las selecciones europeas han mostrado su dominio en el Mundial de Rusia, que acabó con Francia alzando el título. El Presidente de la UEFA felicita a la campeona, así como a todos los representantes del continente que dieron emoción al torneo.

Francia celebra su victoria en el Mundial 2018
Francia celebra su victoria en el Mundial 2018 ©Getty Images

Una memorable Copa Mundial de la FIFA en Rusia ha llegado a su fin y el fútbol europeo puede mirar hacia atrás con inmenso orgullo en un torneo extremadamente exitoso.

Por cuarta ocasión consecutiva un equipo de Europa se ha llevado el trofeo mundial de selecciones. Tras Italia en 2006, España en 2010 y Alemania en 2014, en esta ocasión ha sido el turno de Francia a la hora de saborear la gloria tras haber salido victoriosa por segunda vez en su historia sumando este título al logrado en su tierra natal en 1998.

Los equipos europeos dominaron durante un mes inolvidable en Rusia. Diez de sus 14 representantes superaron la fase de grupos, seis de los ocho alcanzaron los cuartos de final y los cuatro semifinalistas fueron de Europa. Al final, Francia superó a una excelente Croacia en la emocionante final del domingo en Moscú.

El seleccionador Didier Deschamps, capitán del triunfante equipo francés que alzó el trofeo hace 20 años, moldeó un equipo que combinó a la perfección la juventud y la experiencia, además de una organización sobresaliente y el brillo individual. Los galos justificaron su candidatura previa entre los favoritos al torneo.

Me gustaría aprovechar esta oportunidad para felicitar a la Federación Francesa de Fútbol y a su presidente Noël Le Graët por este maravilloso logro. También se debe felicitar a la Federación Croata de Fútbol, dirigida por su presidente Davor Šuker, por las innumerables cualidades de su equipo para alcanzar la final.

Ambas selecciones y los muchos millones de aficionados que les siguieron en el camino pueden sentirse orgullosos de sus contribuciones a un Mundial que permanecerá en nuestros corazones. Lo mismo sucede con el otro grupo de combinados europeos que mantuvieron sus sueños vivos hasta las etapas finales del torneo.

Gracias a Rusia por organizar una Copa del Mundo repleta de partidos extraordinarios, magníficos goles y enormes exhibiciones individuales. El país y su gente se enfrentaron al reto de albergar uno de los principales eventos deportivos del mundo con gran aplomo. Aficionados, visitantes e invitados regresarán a casa desde Rusia con recuerdos cariñosos y duraderos de su estancia.

La selección es una fuente crucial de orgullo e identidad nacional. Este torneo también ha unido a las comunidades de los países y ha demostrado el poder social de nuestro juego. El Mundial ha demostrado lo importante que es el fútbol de selecciones nacionales en el panorama general de los deportes. Y no pasará mucho tiempo hasta que los combinados europeos tengan la oportunidad de demostrar sus habilidades con la nueva UEFA Nations League y la fase de clasificación para la UEFA EURO 2020, que están a la vuelta de la esquina. Espero que usted se una a mí esperando ansiosamente toda la diversión y el entretenimiento que están por venir.

Arriba