UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Informe técnico de la UEFA EURO 2012

Se han alcanzado nuevos niveles en esta magnífica fase final del torneo, y las tendencias técnicas y tácticas han sido examinadas en un detallado estudio.

Andrés Iniesta jugó de extremo a pierna cambiada: una tendencia en la UEFA EURO 2012
Andrés Iniesta jugó de extremo a pierna cambiada: una tendencia en la UEFA EURO 2012 ©Getty Images

Este verano, el fútbol europeo de selecciones volvió a brillar en una espléndida UEFA EURO 2012 celebrada en Polonia y Ucrania.

Se han alcanzado nuevos niveles en esta magnífica fase final, y las tendencias técnicas y tácticas son examinadas en detalles en el informe técnico del torneo, preparado esta semana.

El informe ha sido completado por el Equipo Técnico de la UEFA que siguió los 31 partidos en Polonia y Ucrania. "Además de registrar la información objetiva y estadística sobre el torneo, este informe pretende ofrecer análisis, reflexiones y puntos de debate que, según se espera, darán a los técnicos motivos para la reflexión. Al poner en relieve las tendencias en el fútbol europeo de selecciones nacionales y relacionarlas con las tendencias que se han hecho visibles en la UEFA Champions League, el objetivo es también proporcionar a los entrenadores que trabajan en los niveles de desarrollo del juego la  información para ayudarles a desarrollar las cualidades que necesitan los atletas de elite del futuro”.

El informe identifica las razones del fútbol que se ha visto en la UEFA Euro 2012. "A pesar de la capacidad de contraatacar siguió siendo un arma importante en la táctica utilizada por los equipos en Polonia y Ucrania, las selecciones más exitosas fueron los que estaban dispuestas y eran capaces de tomar la iniciativa".

El torneo, dice el Equipo Técnico, también mostró la importancia de mantener la posesión. El juego combinativo de España se impuso de nuevo. "El arte de retener el balón ha adquirido una importancia primordial [...] España, una vez más, dio ejemplos claros del valor de la técnica individual, la capacidad de girar y alejarse de la presión, y la capacidad de hacer cambios rápidos de velocidad en áreas restringidas". 

La UEFA EURO 2012 también fue testigo de cómo varias selecciones respondieron a la fortaleza defensiva de sus rivales intentando nuevas formas de penetrar en sus ataques. "Podría debatirse si el incremento de rutas periféricas hacia el gol es una respuesta a la disminución de la efectividad de los contragolpes, que tienen como objetivo batir a la defensa antes de que ocupe su lugar. En la UEFA EURO 2008, el 46 por ciento de los goles que llegaron en juego abierto fueron en ataques rápidos, pero desde entonces, ese porcentaje ha ido en descenso en la UEFA Champions League (hasta el 27 por ciento en la temporada 2011/12).

"Esta tendencia a la baja quedó subrayada durante la UEFA EURO 2012, donde solo el 25 por ciento de los goles en jugada abierta se produjeron en rápidas contras. Esto dejó en evidencia la eficiencia de los bloques defensivos y la eficacia de estrategias para parar el contragolpe como la presión inmediata sobre el jugador que lleva el balón, el uso de 'faltas tácticas' para detener las contras, o la presencia constante de cuatro, cinco o seis jugadores por detrás del balón como medida de precaución cuando un equipo está atacando", añade el informe.

El informe identifica un cambio en la función de los jugadores 'pantalla'. "La UEFA EURO 2012 ilustró cómo los centrocampistas defensivos están dejando atrás la etiqueta de 'defensas extra' y ahora se espera más de ellos que construyan el juego desde atrás y que tengan una mayor contribución creativa y un mayor apoyo en las jugadas de ataque".

La tendencia de usar extremos 'a pierna cambiada' fue algo notable durante la UEFA EURO 2012, tal y como explica el informe. "Arjen Robben, David Silva, Andrés Iniesta, Thomas Müller o incluso Mesut Özil fueron claros ejemplos de jugadores preparados para recibir el balón en los costados y buscar explotar los espacios creados por un único delantero, con un pase al lateral que le dobla o encontrando canales para mover el balón con una rápida combinación de movimientos".

En particular, el informe destaca la buena actitud de los jugadores y entrenadores hacia los árbitros, así como el papel desempeñado por los árbitros asistentes adicionales para observar los incidentes dentro del área.

"Si crees que las conversaciones más divertidas no pueden ser resueltas con datos estadísticos, la verdad es que los temas sobre los árbitros asistentes adicionales son dignos de saborear. Una de las características más destacadas de la UEFA EURO 2012 fue que el torneo se jugó con intensidad y compromiso, pero en un ambiente donde el espíritu y la actitud de los jugadores fueron en general positivas. Lo mismo ocurre con el área técnica, donde los conflictos entre técnicos y cuarto árbitros brillaron por su ausencia en 2008.

"Uno de los elementos no cuantificables entre otros fue el impacto de la charla previa al torneo que cada equipo recibió por parte de los miembros del Comité de Árbitros de la UEFA, en la que se dieron consejos e instrucciones. Fue un gran consejo.

"En una EURO, el área y la zona de alrededor del punto de penalti es generalmente una zona de riesgo a la hora de cometer falta, siendo el cerebro en vez del músculo el elemento que se impone. Las instrucciones anteriores al torneo hablaron de la simulación, de los árbitros asistentes adicionales y de las faltas en el juego. Esta charla fue presentada por los miembros del Comité de Árbitros de la UEFA, y definitivamente tuvieron su efecto ya que se cometieron un 20 por ciento menos de faltas que en la EURO 2008, lo que denota un cambio de actitud en los futbolistas".