A la quinta fue la vencida

El Shirak se alzó por primera vez con la Copa de Armenia tras cuatro finales perdidas anteriormente al vencer al Impuls por 1-0 en la final disputada en Gyumri.

El Shirak celebra su campeonato copero en Armenia
El Shirak celebra su campeonato copero en Armenia ©Hakber

El FC Shirak ganó la Copa de Armenia por primera vez en su historia tras batir al FC Impuls por 1-0 en la final.

El Shirak había perdido las cuatro finales que había disputado anteriormente, incluyendo la de la temporada pasada por 4-1 frente al FC Mika, pero en esta ocasión se alzó con el trofeo en su propia ciudad, Gyumri, con el apoyo de 4.000 aficionados que ayudaron a conseguir el objetivo.

El Shirak fue el mejor en un partido apretado y con la lluvia como protagonista, obligando al portero del Impuls Gor Elazyan a realizar dos grandes paradas en la primera parte antes del tanto de Lamin Li Yoro para dar ventaja al Shirak. Ismäel Béko Fofana falló una ocasión clarísima para aumentar el marcador, y aunque el Impuls dominó gran parte de la segunda mitad, el empate no llegó. De hecho, a pesar de la tarjeta roja que vio el defensa Karen Aleksanyan a los 89 minutos, el Shirak pudo celebrar una victoria histórica.

"Dedicamos esta victoria a toda la ciudad de Gyumri, donde la gente ama el fútbol y siempre nos anima", aseguró el entrenador del Shirak Vardan Bichakhchyan. "Antes del partido he pedí a los jugadores que impidiesen otra decepción de la afición. Estoy realmente contento de que nos las arreglásemos para escribir otro capítulo en la historia del club ganando el campeonato copero por primera vez en nuestra historia".