Los Saints hacen historia

El Saint Johnstone ha conquistado la final de la Copa de Escocia por primera vez en 130 años después de imponerse 2-0 al Dundee United en la final de Celtic Park.

Celebración del St Johnstone
Celebración del St Johnstone ©Getty Images

El Saint Johnstone FC ha conquistado la final de la Copa de Escocia por primera vez en 130 años de historia después de imponerse 2-0 al Dundee United FC en la final de Celtic Park.

Además, el primero gol del St Johnstone lo marcó Steven Anderson, el defensa que lleva diez años en el Saints después de ser rechazado por la cantera del United. Anderson marcó de cabeza en el tiempo añadido de la primera parte, y a falta de seis minutos para el final Steven MacLean hizo el definitivo 2-0.

Ambos equipos gozaron de buenas ocasiones en la primera mitad. El meta del United, Radosław Cierzniak, tuvo que estirarse para despejar un disparo de volea de James Dunne, y el centro de Andy Robertson lo remató Ryan Dow para superar al meta del St Johnstone, Alan Mannus, pero el balón se estrelló en el palo. Cuando parecía que se iba a llegar con empate al descanso, Anderson superó a Keith Watson y mandó la pelota al fondo de la red.

Un genial lanzamiento de falta de Nadir Çiftçi se estrelló contra el larguero cuando el United buscaba el empate en la segunda parte, y los de Tommy Wright sufrieron durante largos periodos. David Wotherspoon vio cómo Cierzniak evitaba su gol después de una gran carrera, y Mannus tuvo que despejar el intento de Robertson. El guardameta del Saints demostró rapidez y reflejos para evitar los goles de Dow y Keith Watson en la misma jugada.

El trabajo defensivo del St Johnstone tuvo su recompensa poco después. MacLean tuvo suerte al verse en un mano a mano con Cierzniak y le superó al segundo intento para dar a los Saints su primer título.

"Esto lo es todo. Es el mejor momento de mi carrera ganar la Copa de Escocia, pero más importante es que significa mucho para mucha más gente. No tengo palabras para describir lo que siento porque sé lo especial que es para mucha gente", dijo el técnico Wright.

"Teníamos el potencial para hacer una buena copa, y así ha sido. Siempre hemos creído que éste podía ser nuestro año. Teníamos que jugar bien, la suerte tenía que estar de nuestro lado. Con eso, y las ganas que teníamos, hemos logrado la receta del éxito".