La UEFA EURO 2020 se compromete con el medioambiente

La UEFA se ha comprometido a garantizar la sostenibilidad del evento compensando las 400.000 toneladas de carbono que se producirán durante el torneo.

©UEFA.com

Organizar una UEFA EURO en 12 países diferentes, que abarque cuatro zonas horarias y muchos idiomas diferentes, es un reto en sí mismo, sobre todo en lo que respecta a su impacto en el medioambiente.

Sin embargo, la UEFA se ha comprometido a garantizar la sostenibilidad del torneo del próximo verano, que será el más respetuoso con el medioambiente hasta ahora, compensando las emisiones de carbono de los vuelos de todos los espectadores que van y vienen de los partidos, junto con otras cuestiones medioambientales.

Compensación de carbono

El organismo rector del fútbol europeo invertirá en proyectos certificados Gold Standard de reducción de emisiones en colaboración con South Pole, una organización que lucha por un mundo en el que las empresas, los gobiernos y las comunidades estén implicados con la lucha contra el cambio climático.

La UEFA tratará de compensar las 405.000 toneladas de carbono producidas por los aficionados y el personal de la UEFA que viajarán a los partidos del torneo. Esta cifra se volverá a calcular a principios de diciembre, una vez que la mayoría de los equipos ya estén clasificados para la UEFA EURO 2020.

"La UEFA EURO 2020 es una celebración del fútbol europeo que tendrá lugar en todo el continente. La naturaleza del torneo implica que hay muchos beneficios sobre un torneo tradicional. Además de poder llevar los partidos a comunidades más diversas de toda Europa, no existe la necesidad de construir una gran cantidad de nuevos estadios ni los enlaces de transporte que ello implica, que conllevan un enorme impacto medioambiental, por ejemplo, por los materiales y otros recursos utilizados para el desarrollo de dicha infraestructura", dijo el Presidente de la UEFA, Aleksander Čeferin.

"Pero también tiene un costo, con un aumento de los viajes de los aficionados para ver jugar a sus selecciones. Aquí, la UEFA se toma en serio sus responsabilidades y es justo que compensemos las emisiones de carbono resultantes. Trabajando con South Pole, estamos apoyando las actividades de los proyectos Gold Standard de reducción de carbono, que apoyarán a las comunidades locales y tendrán un valor duradero para el planeta".

Existe un consenso científico internacional abrumador de que la actividad humana es la principal causa del calentamiento global, que afecta a millones de personas y cuesta cientos de miles de millones de euros en pérdidas económicas cada año. Si no se toman medidas para reducir significativamente las emisiones nocivas de gases de efecto invernadero, los efectos del cambio climático seguirán poniendo en peligro a las generaciones futuras.

Los efectos del calentamiento global también están afectando a comunidades de todo el mundo que juegan al fútbol, con calor extremo, sequía y tormentas severas que amenazan la participación y la asistencia tanto a nivel de aficionados como profesional.

Proyectos Gold Standard

Para compensar los cientos de miles de toneladas de carbono que se crearán en la UEFA EURO 2020, la UEFA, en asociación con South Pole, invertirá en varios proyectos Gold Standard, incluyendo un proyecto que proporciona cocinas eficientes a los distritos rurales de Ruanda.

Este proyecto beneficia al medioambiente al reducir significativamente el consumo de combustible, que a menudo proviene de la quema de leña o carbón vegetal (fuentes de energía predominantes en Ruanda), disminuyendo así la cantidad de metano y dióxido de carbono, que son potentes gases de efecto invernadero.

No hay fronteras en la atmósfera, y el aumento de los niveles de dióxido de carbono es un problema internacional que exige una solución internacional.

Para reducir las emisiones globales a la velocidad y escala que se requiere, es fundamental que la UEFA invierta en soluciones que den lugar a impactos reales y cuantificables, como los proyectos certificados que se han seleccionado. La UEFA también está apoyando iniciativas en países menos desarrollados económicamente, donde se crea un mayor impacto, no sólo para la comunidad local, sino también para el medioambiente.

"El papel que desempeñan la industria y las asociaciones deportivas en la lucha contra el cambio climático es más urgente que nunca", dijo Natalia Gorina, directora comercial de South Pole. "Medir las emisiones de gases de efecto invernadero, mejorar las operaciones, cambiar a energía limpia y compensar las emisiones inevitables son medidas que todas las organizaciones deben tomar para ayudar a abordar el cambio climático”, añadió.

"Estamos encantados de que la UEFA muestre un fuerte compromiso con la lucha contra el cambio climático, al tiempo que se toma en serio su contribución a la compensación del carbono que se creará en la UEFA EURO 2020", prosiguió.

Desde 2008, la UEFA ha estado compensando los viajes de sus propios empleados y funcionarios. Para el año fiscal 2019/20, el órgano rector del fútbol europeo está invirtiendo en créditos de carbono Gold Standard para los proyectos de los parques eólicos de Prony y Kafeate, que han traído y siguen trayendo electricidad renovable a aldeas remotas de Nueva Caledonia.

La UEFA también ha firmado el Marco de la Acción Climática para el Deporte. El objetivo de la agenda es reunir a las organizaciones deportivas, los equipos, los atletas y los aficionados con el fin de crear un esfuerzo concertado para concienciar sobre la necesidad de cumplir los objetivos establecidos en el Acuerdo de París para la protección del clima.

Más allá de la compensación de carbono, la UEFA EURO 2020 tiene varias iniciativas relacionadas con la acción climática, incluyendo el trabajo con las ciudades anfitrionas de la UEFA EURO 2020 para proporcionar transporte público gratuito a los poseedores de entradas los días de partido. En celebración del 60º aniversario del Campeonato de Europa, la UEFA plantará 600.000 árboles en los doce países y ciudades anfitriones. Estos bosques de la UEFA EURO 2020 no sólo sirven como legado local del torneo, sino que también recuperarán unas 280.000 toneladas de CO2 a lo largo de su vida útil.

Aunque la UEFA EURO 2020 promete ser un acontecimiento complejo desde el punto de vista organizativo, se trata del torneo más respetuoso con el medioambiente de la UEFA hasta la fecha, siguiendo este compromiso de compensar las emisiones y desempeñar un papel en la lucha contra el cambio climático.

Arriba