UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

El Juego Limpio Financiero, clave para el fútbol

La UEFA ha enfatizado en la importancia de este concepto como ayuda para asegurar a este deporte de club una larga estabilidad. "Lo considero vital para el futuro del fútbol", dijo el presidente de la UEFA Michel Platini.

El Juego Limpio Financiero, clave para el fútbol
El Juego Limpio Financiero, clave para el fútbol ©UEFA.com

La UEFA ha hecho hincapié en que su concepto de Juego Limpio Financiero es crucial para ayudar a garantizar la estabilidad a largo plazo del fútbol de clubes, y ayudará a los propios clubes a liberarse de la espiral de gastos que ha visto a muchos de ellos experimentar graves dificultades financieras en los últimos tiempos.

Al presidente de la UEFA, Michel Platini, se le unieron el martes otros altos funcionarios de la UEFA y el presidente de la Asociación de Clubes Europeos (ECA), Karl-Heinz Rummenigge, para explicar este concepto de gran alcance.

Las medidas están diseñadas para proteger la salud a largo plazo del fútbol europeo y su viabilidad, así como la integridad y el buen funcionamiento de las competiciones, y también para estimular la inversión a largo plazo en áreas como el desarrollo del fútbol base y la mejora de instalaciones deportivas.

El año pasado, la UEFA aprobó la nueva Regulación del Juego Limpio Financiero y las Licencias de Clubes, en la que se establecen los requisitos y criterios para la aplicación y el funcionamiento de las medidas del juego limpio financiero de la UEFA.

La aplicación gradual se llevará a cabo durante un período de tres años, y el elemento principal de la normativa, el requisito de equilibrio, entrará en vigor para las declaraciones financieras en el período que finaliza en 2012, que serán evaluados durante las competiciones de clubes de la UEFA en 2013/14. Podrán implementarse sanciones iniciales contra los clubes que no cumplan el requisito de equilibrio en la temporada 2013/14.

Bajo el requisito de equilibrio, los clubes no pueden gastar más de los ingresos que generan. Los clubes también serán evaluados en función del riesgo, en los que se tiene en cuenta los niveles de deuda y salarios. Los equipos tendrán que asegurarse desde el próximo verano que sus obligaciones se pagan puntualmente.

"Es un proyecto complejo, pero que considero vital para el futuro del fútbol. El Juego Limpio Financiero no está destinado a poner en dificultades a los clubes. Por el contrario, su objetivo es ayudarles a salir de una espiral infernal que impide que algunos de ellos tengan un modelo viable a medio o largo plazo", dijo Platini.

"Los aficionados y amantes del fútbol no tienen ningún interés en ver a los clubes que forman parte del patrimonio del fútbol europeo desaparecer como resultado de una mala gestión. Era necesario que una autoridad interviniera, y esto es lo que estamos haciendo", agregó el presidente de la UEFA. Además, Platini aseguró que la UEFA no dudaría en tomar las medidas necesarias contra los clubes que no cumplan con las medidas que se están poniendo en marcha.

El concepto y las medidas relacionadas se han introducido con el apoyo de los principales interesados en el fútbol europeo, en particular, los clubes. "Desde el primer momento he apoyado esta idea, porque ya estaba claro en ese momento que el fútbol europeo de clubes se dirigía en la dirección equivocada desde el punto de vista financiero. Hemos llegado a un buen momento para quitar el pie del acelerador y pisar los frenos, para llegar a una mayor racionalidad en el fútbol de clubes", afirmó Rummenigge. La Asociación de Clubes Europeos comprende a un total de 197 clubes del continente.

Gianni Infantino, secretario general de la UEFA, hizo hincapié en la necesidad de una mayor disciplina financiera. Los ingresos del fútbol han continuado aumentando, en el ejercicio de 2009, y los ingresos totales de los clubes de primera división alcanzaron un récord de 11,7 billones de euros. Sin embargo, el aumento de los costos habían creado unas pérdidas netas de 1,2 billones de euros, casi el doble del récord anterior. Muchos clubes estaban gastando grandes cantidades en los salarios de los jugadores. La deuda total por transferencias ascendió a 2,2 billones de euros, con casi 800 millones que no debían ser pagados en más de 12 meses. Más de uno de cada ocho auditores de clubes expresaron su incertidumbre sobre la viabilidad a futuro de las instituciones deportivas.

Se ha instado a los clubes a empezar a prepararse ahora para el futuro financiero mediante la revisión de sus estrategias operativas, en particular la norma de equilibrio que alienta a los clubes a vivir de sus propios ingresos, a la vez que promueve la inversión en infraestructuras y en los más jóvenes.

"Estoy convencido de que todos los clubes, incluyendo a los más importantes de Europa, harán todo lo posible por cumplir las normas", dijo Rummenigge, quien subrayó el impacto negativo de un club que logre la clasificación para la UEFA Champions League en términos deportivos, pero que no pueda participar en la competición por razones financieras. "Si los clubes no respetan lo que ha sido la voluntad del fútbol europeo, tendrán que afrontar las consecuencias. No hay vuelta atrás", finalizó Platini.