"Trampas para perder"

La UEFA ha advertido a las jóvenes jugadoras del Europeo femenino sub-17 sobre los peligros del amaño de partidos, urgiéndolas a mantenerse siempre alejadas de esta lacra del fútbol.

Las jugadoras españolas escuchan atentas la presentación
Las jugadoras españolas escuchan atentas la presentación ©Sportsfile

En las fases finales de los torneos de categorías inferiores de la UEFA siempre hay sesiones formativas diseñadas para difundir un mensaje clave para la UEFA, un mensaje que dice que el amaño de partidos debe ser erradicado del fútbol. En la fase final del Campeonato de Europa Femenino Sub-17 de la UEFA que tiene lugar en Nyon, el organismo rector del fútbol europeo habló con las cuatro selecciones sobre su lucha contra el amaño de partidos y la corrupción, y urgió a las jóvenes jugadoras a no involucrarse nunca en esta lacra para el fútbol.

El oficial de inteligencia de la UEFA Graham Peaker habló con las delegaciones de Bélgica, Polonia, España y Suecia para comentarles que el amaño es "hacer trampas para perder", y explicó como la UEFA trabaja diligentemente para combatir el amaño de partidos.

"La UEFA tiene una política de tolerancia cero en lo referente al amaño de partidos. Esto significa que si identificamos a alguien que ha estado implicado (jugador, árbitro o club) será expulsado del fútbol. Recibirá una tarjeta roja por parte de este deporte", añadió Peaker.

"La UEFA tiene una serie de valores, y todos los partidos tienen que jugarse con un espíritu de limpieza y de respeto, y el resultado solo debe ser determinado por la calidad de los equipos participantes. El resultado del partido debe ser incierto hasta el pitido final", añadió Peaker.

"Las personas que amañan partidos pueden ganar millones de euros. Proceden de poderosos grupos delictivos, y la recompensa económica es su único interés. El dinero que usan procede entre otras cosas de tráfico de drogas, venta de armas, robos o tráfico de personas", añadió. La UEFA cree que un partido amañado ya es demasiado, y ha hecho de la lucha contra este fenómeno una auténtica prioridad número uno.

Peaker dijo que la UEFA ha establecido un sistema de detección de fraude de apuestas en el que se analizan aproximadamente 30.000 partidos de ligas y copas nacionales y de competiciones de la UEFA cada año. "El amaño de partidos es la manipulación del resultado de un encuentro. Quién va a ganar, quién va a perder o cuántos goles se van a marcar. Se trata de persuadir a un jugador o a varios para que influyan en el resultado del encuentro", explicó.

Las jovenes jugadoras fueron advertidas sobre la posibilidad de que fueran abordadas en algún momento de su carrera para tratar de manipular un partido. "Son personas que no tienen interés en el fútbol. Sólo están interesados en la cantidad de dinero que puedan conseguir. Son gente peligrosa, procedente de círculos del crimen organizado, que no tienen respeto por las vidas humanas. Si les permites involucrarse contigo, no desaparecerán. Te seguirán en las redes sociales y podrían empezar a amenazarte y a presionar a tus familiares y amigos", enfatizó Peaker.

"Sois las mejores jugadoras jóvenes y queremos protegeros. Si alguien se os acerca para intentar amañar un partido, por favor, contádselo a alguien. A vuestra Federación, vuestro club o a la UEFA. El amaño de partidos es una amenaza a la integridad del fútbol y si no actuamos ahora se convertirá en un cáncer aún más grande", explicó Peaker a las jóvenes.