Los jóvenes árbitros disfrutan en Nyon

El oficial de arbitraje de la UEFA Marc Batta contó a UEFA.com que "ha tenido como objetivo ayudar a mejorar a los árbitros jóvenes", con él supervisando las actuaciones de todos en Nyon.

El árbitro rumano Radu Petrescu durante la semifinal de la UEFA Youth League entre el Real Madrid y el Benfica
El árbitro rumano Radu Petrescu durante la semifinal de la UEFA Youth League entre el Real Madrid y el Benfica ©Getty Images

El centro de atención de la fase final de la UEFA Youth League en Nyon no es solamente importante para los jóvenes talentos del mañana, con las semifinales y la final disputándose en el Colovray Stadium, sino también una oportunidad ideal para que los equipos de jóvenes árbitros que participan puedan mostrar sus cualidades a medida que alcanzan la última etapa a lo largo de su trayectoria profesional.

El viernes, un trío rumano fue el encargado de dirigir la primera semifinal entre el Real Madrid CF y el SL Benfica, con el árbitro Radu Petrescu junto a sus compatriotas Radu Ghinguleac y Mihai Artene, mientras que la segunda, que enfrentó al FC Schalke 04 ante el FC Barcelona, fue dirigida por el equipo polaco: con el árbitro Paweł Raczkowski y sus árbitros asistentes Marcin Borkowski y Paweł Sokolnicki.

Los árbitros de la República Checa han sido los elegidos para dirigir la final del lunes en Nyon (inicio: 14:30 HEC): Miroslav Zelinka y los árbitros asistentes Ondřej Pelikán y Krystof Mencl. Suiza ofrece los cuartos árbitros para los tres partidos: Alain Bieri y Adrien Jaccottet en las semifinales, y Stephan Klossner para la final.

Los equipos arbitrales llegan a Nyon antes de los partidos y dejan el oeste de Suiza el día después de los encuentros. Ellos estarán acompañados por la experiencia del antiguo árbitro internacional francés Marc Batta, que ahora sirve como oficial de arbitraje de la UEFA. Batta está trabajando como observador de la UEFA de la fase final, permitiendo al mismo tiempo el importante periodo de reuniones de árbitros tras los partidos.

Los árbitros para los partidos de la UEFA Youth League son árbitros de segunda y tercera categoría, ya experimentados a nivel doméstico, y con una edad entre los 20 y los 30. "Ha sido una competición que se ha destinado para ayudar a mejorar a los árbitros jóvenes, en primer lugar. Ellos han tenido partidos adicionales en esta temporada, porque la UEFA Youth League está en su primera temporada, y los árbitros avanzan en cada partido".

Los árbitros en las dos categorías suelen ser por lo general designados para las primeras rondas de la UEFA Europa League y para las fases finales del Europeo Sub-17 y el Europeo Sub-19.

"También ha habido más evaluaciones de las actuaciones de los árbitros, como resultado de los partidos adicionales, debido a que un observador ha acudido a cada partido, y los árbitros también han sido capaces de obtener una muestra de más alto nivel en el arbitraje a estos jóvenes jugadores, algunos de los cuales estarán presentes en la UEFA Champions League y la UEFA Europa League en el futuro", aseguró Batta. "En competiciones como la UEFA Youth League, los árbitros se están haciendo cargo de los jugadores que tienen un cierto nivel futbolístico, y esto también permite a los árbitros para avanzar y desarrollarse a sí mismos".

La UEFA Youth League está demostrando ser una ventana fascinante a través de la cual se ve a los mejores árbitros, y la competición también está dando sobradas pruebas de que el Centro de la UEFA para la Excelencia en el Arbitraje (CORE) en Nyon está jugando su papel a la perfección. Los árbitros jóvenes europeos reciben una formación integral en las materias esenciales, a fin de prepararlos para el futuro.

"Desde los octavos de final UEFA Youth League en adelante, el 50 por ciento de los árbitros han llegado desde los cursos CORE, así que las escuelas de arbitraje de la UEFA están dando sus frutos. El trabajo llevado a cabo por la UEFA está teniendo su impacto. Es un gran resultado del CORE, los entrenadores y el líder del curso David Elleray", explicó Batta.

Tras los partidos en Nyon, Batta está trabajando junto a los equipos de arbitraje en constructivas sesiones de debate sobre sus partidos. "Es un aspecto importante. Tienes que decir a los árbitros lo que deberían hacer para mejorar, y también resaltar los aspectos positivos y cómo pueden llevarlos a la práctica. No ayudas a los árbitros si sólo les señalas los aspectos negativos", reflejó Batta.

Batta subraya la necesidad que tienen los jóvenes árbitros de tener un papel educativo en la fase final de la UEFA Youth League. "La filosofía es dejar que los jóvenes jugadores jueguen, pero a la vez hay que recordarles que son jóvenes, y hay veces que la pasión saca lo mejor de ellos. Ahí es cuando los árbitros tienen que actuar más como educadores que simplemente como árbitros", añadió.

"El árbitro tiene que ayudar a los jugadores a encauzar su energía positiva. Y, teniendo en cuenta que los jugadores y los árbitros podrían verse de nuevo las caras en unos años, esta competición les da la oportunidad de conocerse unos a otros en el terreno de juego, algo que, sin duda, les ayudará a entenderse mejor", concluyó. 

Arriba