UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Primeros logros en España

La Fundación Johan Cruyff, que en agosto recibió un millón de euros como Premio a la Caridad de Mónaco de la UEFA de 2013, continúa trabajando en la salud mental y física de la gente joven.

La Fundación Cruyff pasó con éxito por España
La Fundación Cruyff pasó con éxito por España ©Johan Cruyff Foundation

La Fundación Johan Cruyff, que en agosto recibió un millón de euros como Premio a la Caridad de Mónaco de la UEFA de 2013, continúa trabajando en la salud mental y física de la gente joven, preparando entrenadores que ayudan a los niños a disfrutar del juego.

La organización, que lleva el nombre del gran futbolista holandés, crea lugares seguros para que los niños practiquen deporte y organiza eventos para estimular el juego y la educación, en particular mediante la construcción de Cruyff Courts, que son pequeños campos de césped artificial, en todo el mundo.

El lunes, la popular fundación alcanzó un hito notable en España cuando obtuvo certificados para los primeros entrenadores de la Fundación Cruyff en el país. Dieciséis personas que trabajan en los siete Cruyff Courts en España han realizado estudios para convertirse en entrenadores profesionales. Como entrenador, aprenden a apoyar a un grupo de jóvenes en la gestión de un evento en un Cruyff Court.

La Fundación Cruyff se ha ganado el respeto y reconocimiento por su trabajo con los jóvenes (especialmente los niños con discapacidad) y relacionados con proyectos comunitarios. Fue fundada en 1997 como un deseo de Johan Cruyff para ayudar a los niños a través del deporte y el ejercicio. La Fundación asegura que el deporte y el ejercicio físico contribuyen de manera significativa a la salud y el desarrollo personal de los niños, y en particular para promover la participación de las personas con discapacidad en la sociedad.

Hay más de 180 Cruyff Courts en toda Europa. Cada semana miles de jóvenes participan en las actividades organizadas en estas pistas, tales como Torneos de Fútbol seis contra seis de los Cruyff Courts y el Programa de Comunidad de la Fundación Cruyff. A nivel mundial, más de 20.000 niños han disfrutado Torneos de Fútbol seis contra seis y casi 900 niños se encuentran en el programa comunitario.

"La Cruyff Court es, con mucho, la etapa más importante para que los jóvenes puedan desarrollarse", dijo Carole Thate, director de la Fundación Johan Cruyff. "Para contribuir a este desarrollo, la fundación creó el Programa de la Comunidad. Profesionales aprenden a ayudar a los jóvenes en este proyecto específico".

"Un entrenador de la Fundación Cruyff trabaja con la intención de unirse a los jóvenes de su barrio y/o Cruyff Court. Hasta ahora los cursos han tenido lugar en Holanda, Malasia, la zona caribeña de Holanda [Bonaire, San Eustaquio y Saba] y Aruba".

"Hoy, en España, los entrenadores pueden trabajar con el Programa Comunitario. Para ampliar aún más el Programa Comunitario en Europa se iniciará un curso europeo en Ámsterdam en 2014. De esta manera los más jóvenes podrán desarrollarse y mantenerse activos en su barrio y en los Cruyff Courts durante un largo periodo de tiempo".

Tras terminar exitosamente el curso y convertirse en entrenadores de la Fundación Cruyff, el técnico es responsable de un máximo de doce jóvenes con edades entre 14 y 21 años. Durante un periodo de dos meses, el entrenador asistente de los jóvenes organiza un evento en la Cruyff Court. Durante el proyecto, el entrenador supervisa los pasos que el grupo tome y estimula a los jóvenes en su crecimiento individual.

Hay 14 reglas Johan Cruyff, dorsal que tenía Cruyff en su camiseta cuando jugaba en el AFC Ajax y en Holanda, que se aplican en todas las Cruyff Courts y son fundamentales para cualquier actividad. Estas normas se centran en el respeto, el juego colectivo y la integración, así como temas del nivel de la responsabilidad, el desarrollo y la creatividad. Después de completar un proyecto, los jóvenes reciben un certificado y pueden implementar futuros proyectos en el barrio.

El Premio de Caridad de la UEFA suponía el reconocimiento por el trabajo que la fundación ha estado haciendo desde hace varios años y significa que el órgano puede emprender nuevas iniciativas en el Cruyff Courts. Un aspecto muy positivo es dar a los jóvenes responsabilidad y que ganen ambición y confianza en sí mismos fuera del Cruyff Courts.

Además se han fortalecido los lazos con su barrio y la participación en actividades. Ellos podrán ser entrenadores para ser técnicos de la Fundación Cruyff. Desde el lunes, España es el último país en beneficiarse de este tipo de entrenadores, por lo que es más alentador saber que el Premio de Caridad de la UEFA ha recaído en buenas manos.